Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Elevemos el espíritu


  • 18.12.2020 - 12:00 am

Estamos entrando en pleno periodo navideño y entre el gentío callejero y el congestionamiento del tránsito, se ciernen inquietudes colectivas que tienen que ver con las negatividades que emanan de la pandemia del Covid-19; los efectos en la crisis de la economía y el desempleo; a lo que se le agrega el inicio del combate a la corrupción de parte de una Justicia que se encarrila por su independencia.

La combinación de esas circunstancias en este período navideño, no deja de crear un clima de preocupaciones y pesadumbres, el cual alimenta el pesimismo rebelde e inconforme en muchos dominicanos. Los vaticinios de la CEPAL sobre lo que nos espera en materia del decaimiento de la economía y del nivel de endeudamiento, animan aún más ese sentimiento negativo colectivo.

Frente a esas adversidades, los dominicanos debemos ocupar este tiempo de festividades y reflexión, para renovar el espíritu laborioso y creativo, primero, para enfrentar el acoso del Covid-19 con disciplina y un mayor control y cuidado. En este aspecto no basta con las buenas acciones del Gobierno y de las autoridades. Es preciso que la ciudadanía asuma su responsabilidad respetando las medidas restrictivas y el protocolo sanitario, sobre todo en circunstancias en que el planeta ve recrudecer la pandemia a medida que el clima se va enfriando en el hemisferio norte.

En segundo lugar, ese espíritu laborioso debemos redoblarlo adoptando las nuevas tecnologías y métodos de trabajo que nos ofrece la cibernética, para acelerar la recuperación de las actividades económicas, de modo que se diluyan los efectos negativos sobre el nivel de empleo y en la productividad, al tiempo que nos adecuemos con mayor efectividad a la nueva convivencia social que viene imponiendo la “covidianidad”.

Debemos, en consecuencia, reactivar nuestro ánimo colectivo positivo para que contribuyamos a crear un clima cargado de optimismo realista, y de ese modo superemos las dificultades actuales.

¡Levantemos, pues, el espíritu creativo ante las adversidades!

Cumpleaños del PLD

En esta semana que recién termina el PLD ha estado de cumpleaños y más que celebración la ocasión ha servido para reprender su conducta mientras transitaba por el poder con la aspiración de la infinitud.

En ese tránsito el comportamiento de muchos de sus funcionarios y relacionados, se justificaba con lemas como: “el poder es para usarlo” y en “política se hace lo que conviene”, obviando los  criterios que la filosofía de las ciencias humanas han establecido para la práctica política o del poder. Esos criterios fijan en relación a los fines de la acción, la escala de importancia y de urgencia;  y en cuanto a la escogencia de los medios, establecen los criterios de la oportunidad o lo posible, lo factible, lo eficiente y lo lícito que viene de lo permitido por la Ética y las buenas costumbres.

Los políticos que bregan con esos criterios, entonces, tienen que convencerse que no cualquier medio es “conveniente” a la larga y que no se puede abusar del poder. De hacerlo se cosechan las amarguras que hoy vive el PLD como crisis moral, que atenta contra su sobrevivencia, así como lo vive el “socialismo del siglo XXI”, al asociarse con la metodología ilícita e inmoral de la Odebrecht.

¡Qué se aprenda esa lección!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba