Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


En tiempos electoreros con las secuelas del coronavirus Covid19


  • 23.06.2020 - 12:00 am

Sintomático es, el muy sui generis  prurito urticante  del inusual ambiente y clima electoral con sabor a pandemia  del corona virus Covid 19. Con el jolgorio de “dimes y diretes”, y acusaciones folclóricas,  aires de encuestas, sensacionalismos, y expectativas triunfalistas carnavalescas  existiendo un tedioso círculo vicioso que da la sensación de cansancio estresante, que husmea a saturación y poca credibilidad –

En la contienda o certamen electoral aspiran  5 candidatos pero las posibilidades según lo que se estila, la “ñoña”, está reservada solamente para uno de los 3 con mas efervescencia: Luis Rodolfo Abinader, Gonzalo castillo y Leonel Fernández Reyna.. . Los demás son bisagras.

Siempre y en medio de la incertidumbre y zancadillas que pueden registrarse la democracia y escarmientos y lecciones que el pueblo y sociedad han demostrado por el celo a la Constitución y Voluntad Ciudadana, creemos no se debe improvisar. El pandemico y mortal corona virus ha sido una retranca para la vida como para cotidianidad así como el modus operandi. Así como la consabida actividad económica y también un sensible desmonte para el progreso,  y al avance de planes y proyecto amenazando al futuro de la humanidad.

Aquí se ha querido tomar como un tema nodal para el cognitivo del fracaso y la libertad. La mezcla de suspicacias y pesimismo folclorizado con el tórrido clima fomenta la efervescencia y la euforia de la desesperación que conlleva a una confusa visión del futuro.

En medio de nebulosa y confusión las masas usaran el escrutinio y el poder de la conciencia para decidir la suerte de lo que conviene y evitar así falencias, desafueros y libertinajes, apadrinando la impunidad, y la anuencia de la corrupción.

Como medida cautelar del presupuesto y buen manejo de las deudas, evitamos la cenagosa prevaricación en el campo de la justicia, actuando con justeza y equidad con los pactos y medidas fiscales que no laceren a la mayoría y la clase media.

La fiebre del fanatismo, y el endiosamiento del clientelismo son sofismas que se enarbolan, forjando una falsa y ficticia impresión  de seudos lideres  de barros que se basan en suposiciones. El crimen organizado y la ponzoña del narco, desempeñan su rol permeando los estamentos de algunos partidos políticos como inversión de lo real, lo que es una amenaza para la paz y una descomposición en la sociedad, siendo el hecho un colateral deletéreo para la sociedad y un ente perturbador. Antes del virus Covid 19, la vida era normal, inflándose  con los trucos de unas tales pruebas para distraer y llamar la atención…la moraleja es que puede haber motivos ocultos para desestabilizar e impedir el orden establecido impidiendo la realización de las elecciones.

El autor es poeta y escritor


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba