Comentarios Recientes

0
José Calderón

José Calderón


Hacia una estrategia Nacional de competitividad robusta


  • 22.09.2020 - 12:00 am

La economía dominicana no marcha como postula la Estrategia Nacional de Desarrollo: gestionando y aprovechando sus recursos para desarrollarse en forma innovadora, sostenible y territorialmente equilibrada e insertada competitivamente en la economía global. 

Un fuerte crecimiento económico en los últimos 25 años, no se tradujo en mayor prosperidad con equidad distributiva, ni sentó las bases para su sostenibilidad y competitividad. Más bien, produjo tres grandes hipotecas transferibles a las futuras generaciones: una financiera por el marcado endeudamiento para crecer; otra social por la inequidad distributiva, la incapacidad de crear riqueza intergeneracional y los marcados déficits en materia de salud, educación, transporte y otros servicios esenciales y, finalmente, una ambiental por el marcado deterioro del medio ambiente y la debilidad institucional para contrarrestar su nociva progresión. 

Evidentemente, es un esquema insostenible para crear prosperidad en forma equitativa y responsable, y responder a las exigencias de un mundo más global y competitivo. El imperativo es transitar hacia una economía más competitiva, inclusiva y resiliente, apoyada por una robusta estrategia nacional de competitividad que convierta las empresas en su epicentro, el capital humano en su agente transformador y la educación superior en su elemento catalizador. 

Las preguntas claves para construir una robusta estrategia nacional competitiva son, entre otras:  hacia dónde nos dirigimos; cuáles son los sectores prioritarios; en cuáles  pilares nos apoyamos para ser más competitivos y resilientes;  cuáles acciones, programas e incentivos (no rentistas) serán necesarios para estimular la transformación de los negocios y crear capital humano y; cuáles proyectos específicos y bajo cuál mecanismo colaborativo deberá emprender el gobierno para contribuir a la competitividad y predicar con el ejemplo.  

De manera que, si solo mejoramos el clima y facilitación de los negocios, estamos implícitamente asumiendo que podemos alcanzar mayores niveles de desarrollo con una economía impulsada por la relativa abundancia y bajo coste de factores de producción; con empresas que siguen  modelos tradicionales para crecer en base a la acumulación de capital y trabajo,  sin crear una masa crítica de talentos capaces de impulsar su transformación, mejorar su productividad y crear nuevas fuentes de ingresos en los mercados locales y externos. 

Es necesario, por tanto, pasar de un enfoque transaccional hacia un enfoque transformativo en el manejo de la economía, estableciendo orientaciones estratégicas para fortalecer nuestra capacidad de emprender, innovar y mejorar sostenidamente nuestra productividad, apareadas con iniciativas estratégicas para su materialización, con el apoyo del gobierno en sus diferentes roles.

Particularmente, no olvidemos el poder de los ecosistemas como mecanismos para analizar, integrar, cocrear, experimentar, sistematizar y escalar las iniciativas estratégicas en forma eficiente, eficaz y sinérgica. Por este poder, los ecosistemas son vistos por el Fórum Económico Mundial como el factor más importante para la competitividad sistémica de un país. 

Estamos confiados en que las nuevas autoridades del Consejo Nacional de Competitividad fomentarán los ecosistemas en sus tres vertientes: Ecosistemas Internos (gobierno), Ecosistemas Externos (sector privado) y Ecosistemas Interconectados (gobierno-sector privado), reconociendo que la interconexión y la interdependencia de todos los actores es vital para promover nuestro desarrollo y posicionarnos mejor competitivamente.

El autor es promotor de los ecosistemas regionales de emprendimientos, productividad e innovación, según propuesta depositada en el Consejo Nacional de Competitividad en enero 8 del 2019, anunciada posteriormente en el discurso presidencial del pasado 27 de febrero del 2019, y enriquecida por líderes e instituciones empresariales de Santiago, desde noviembre 24 del 2016. Dedica este artículo a los miembros del Consejo Nacional de Competitividad. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba