Comentarios Recientes

0
Lidia Melania Emeterio Rondón

Lidia Melania Emeterio Rondón


Ideología de Género en el Ministerio de Educación


  • 26.08.2019 - 08:03 pm

En el libro Éxito y agonía en la post- modernidad, su autor José Miguel Gomez  afirma que “ Las influencias socioculturales han producido conductas y comportamientos masivos basados en modelos de influencias de condicionamientos y acatamientos  sociales, de donde  se han creado nuevos estilos que se reflejan en la forma de vestir, de comer, socializar, divertirse etcétera. Pero también en la forma de  pensar y de expresarse y asumir la identidad sicosocial” pá.g,48.
   
Las influencias socioculturales siempre serán un asunto a observar, pues ellas también llevan a adhesiones y aceptaciones no siempre racionales, por lo que este autor, como complemento de la idea anterior hace uso del término neofilismo social, dándolo a entender como “la devoción por lo nuevo o la búsqueda, de manera recurrente por asumir todo lo que es nuevo, sin reflexionar los beneficios  o riesgos que implican” pág. 95.
   
La cita precedente sirve a la actualidad dominicana donde se asiste a una convergencia de iniciativas foráneas acorazadas bajo el epígrafe de humanismo / modernidad, y en  afán de sumarse a ello, no se analizan en la dimensión en que deberían serlo, más bien son acogidas  por venir del llamado nuevo orden mundial, y al ser rubricadas por agencias internacionales, reciben la sacralización, y se adicionan sin mucho reparo. Ese es el caso de la ideología de género que busca imponerse  de cualquier modo, incluida, quizá más adelante, la sanción legal.
   
La  ansiedad por inscribirse en lo que se ha vendido  como  avanzado, no es nada pasajero, ya que  se va haciendo justificable un paralelismo entre lo viejo y lo nuevo, donde el primero, pierde la validez al ser etiquetado como del viejo orden, que no aporta sino atavismo, atraso, y caducidad, aunque este posea la fuerza de la historia, cultura, y la validez de la experiencia social. En la propuesta de esta ideología  se busca dar preeminencia a las identidades sexuales de una minoría de minoría, por encima de la mayoría, y que esta  lo asimile como lo más natural.
   
El país está llamado a actuar con niveles óptimos de conciencia, no por efecto del  cabildeo local y “sugerencia” internacional. En esa imposición con que se quiere introducir la ideología de género, es donde la dirigencia política, cultural, educativa, social, y académico, deben mostrar una inteligencia operativa para que, antes de adscribirse a una estrategia de esta envergadura, analicen  vertical y horizontalmente todas las consecuencias que pudieran derivarse. Las agendas internacionales si ven un país pequeño, que además tiene corrupción e instituciones débiles, se valen de lobistas y lacayos para  doblegar su voluntad.
   
Esta ideología no solo atraviesa el esquema de las identidades sexuales sino también todo aquello que pudiera funcionar como obstáculo: valores legitimados como el amor patrio, las identidades culturales, la familia, el apego por las cosas propias, y la espiritualidad focalizada en creencias religiosas y cristianas, todo lo cual entra a forman parte del viejo orden o modelo caduco e insustancial, a cambio, se imponen otros modelos, otras creencias y modo de visionar el presente y el devenir, que no representan alternativas superiores.
   
En su estrategia para incidir, las gestoras de esta ideología, han puesto su mirada en  los ministerios de educación de los países, convirtiéndolos blancos preferenciales. He aquí el caso de la República Dominicana, cuyo ministro de educación ha dado pasos desfavorables al interés nacional, provocando así, reacciones adversas. Dos casos emblemáticos ilustran esta apreciación: el rechazo de la lectura de la Biblia en las escuelas públicas, y la publicación, para su posterior aplicación, de la ORDENANZA 33- 2019 contentiva de la ideología de género (aunque se diga que es políticas de género) para ser implementadas en las escuelas públicas.
   
La Ordenanza establece como prioridad el diseño e implementación de la política de género  en el Ministerio de Educación. Uno de los considerandos dice que “La actual Ley Educativa No  6697 establece en su artículo 5 inciso c ) “ Educar para el conocimiento de la dignidad e igualdad de derechos entre hombres y mujeres, con el propósito de garantizar que el sistema educativo dominicano establezca las estrategias, políticas, planes y programas necesarios para hacer efectiva la igualdad de derechos” En  su art 2 indica que la política abarcara la organización y la estructura en los servicios como: a) planificación b) técnicos y pedagógicos c) administrativo y financiero, d) Institutos e instancias descentralizadas, e) y de supervisión, evolución y control .
    
Como puede notarse hay aquí mucho rigor de cara a  la ideología de género y su aplicación, y eso ha despertado el espíritu de alerta. ¿Habrá analizado el ministro de Educación la dimensión que envuelve a la ideología de género? ¿Ha analizado el por qué y con cuáles argumentos muchos países manifiestan rechazo? ¿Estará actualizado el ministro dominicano de educación los análisis que sobre  el particular, han hecho varios especialistas? Para comprometer al país en un asunto que tiene otro trasfondo, el ministro debe estar bien edificado.
 
 

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba