Comentarios Recientes

0
Rafael A. Escotto

Rafael A. Escotto


José Parra y su obra artística, «La pandemia»


  • 30.11.2020 - 12:00 am

La obra pictórica de José Parra sobre «La pandemia» se inscribe en el paradigma de la vida interior del hombre moderno, tratando de descifrar las tragedias humanas, como una reacción de angustia frente al peligro y la muerte como consecuencia final causada por la pandemia del Coronavirus. 

Su obra es diversa y evoluciona constantemente a dimensiones artísticas que accede a espacios indescifrables, como el arte poético que es una expresión acrisolada de la palabra que dibuja sensaciones y emociones llevando al ser humano a la idealización del amor, la vida o la muerte a través del verso.

Ese esfuerzo artístico que nos hace percibir José Parra en su obra, interpretando la anatomía humana y a la vez, intentando estudiar el alma del hombre te-rrenal en medio de una pandemia, no solo es un reflejo del interés intelectual del artista lo que me lleva a transitar por la senda del pintor noruego Edvard Münch, quien estudió la expresividad de los rostros y los gestos de las figuras representadas en sus cuadros famosos «El grito» y la «Muerte» , es su talento y su inigualable cultura visual que nos lleva a vivir a través de su pintura un ciclo nuevo en la historia del arte.

Ambos cuadros fueron concebidos por el afamado pintor noruego en medio de grandes tribulaciones psicológicas que le perseguían como la Tarántula fatídica de aquel poema de Arthur Rimbaud titulado «Una temporada en el infierno.» Los cuadros sobre el Covid-19 del genio      creativo de Parra me transportan a la lectura de un poema del boliviano Juan Pablo Tapia Ramos llamado «Pandemia», veamos unas estrofas y con ellas podremos descubrir esta nueva trascendencia estética del artista santiagués que traspasa los límites simples de los símbolos.

¡Lo que vivimos es terrible! / El mundo necesita un respiro/Desde las tribus más antiguas/ hubo un gran respeto a la tierra/Al estar encerrado tantos días/decidí salir, me agité, me sentí sólo/ Empecé a cuestio-narme;

«Cómo pude estar encerrado tanto tiempo/Qué será de aquellos privados de libertad/Qué será de los zoológicos; Nacimos para ser amados/libres para disfrutar de la vida y que no se escape la gente cuando me miran, Desconfiados desde lejos».

Este discurso artístico inesperado y a la vez impactante llamado La pandemia que nos trae José Parra parece que estar influenciado por Vincent van Gogh y Claude Monet, quienes fueron artistas que pintaron lo que van Gogh denominó «lo centro misteriosos de la mente.» Además, estos cuadros de Parra para mi vienen siendo una expresión explicativa de lo que Münch consideró un intento sublime de interpretar la vida y su razón.

Estas obras pictóricas «La pandemia» de José Parra en la cual el artista trata de deducir en su pintura los estados conmociónales de desasosiego y de muerte causados por el Covid-19 en los seres humanos, me conducen a una explicación formulada por Matt McGrath, corresponsal de medio ambiental de la BBC: "Ninguna guerra, ninguna recesión, ninguna otra pandemia, ha tenido un impacto tan dramático en las emisiones de CO2 durante el último siglo como el que ha logrado el Covid-19 en pocos meses." 

El hecho de que el artista dominicano se haya atrevido a incursionar en este género de pintura es una clara demostración del grado de desarrollo y de dominio de su arte. Cualquier retrato que se pretenda hacer de la destreza en el uso del pincel y su enorme habilidad para mezclar los colores alcanzada por el maestro José Parra y con ello intentar traslucir esas capacidades tan interesantes en una hoja de pe-riódico, resultaría una tarea difícil para cualquier periodista, toda vez a que su creatividad está en el alma invisible de este pintor y, por tanto, el alma es la esencia inmaterial que define su individualidad y su humanidad.

Estos lienzos sobre «La pandemia» pintados por José Parra en tiempo de Coronavirus hacen que estemos en presencia de un ser humano, de un artista, poseedor de una perspectiva filosófica tan atrayente y de un entramado cultural subjetivo que nos pone ante el dilema de si debemos definir a este maestro de la pintura poseedor de algún «soplo divino» o si simplemente es un artista dotado de una casticidad ma-ravillosa que le permite ascender a planos soberbios y deleitarnos, aun con el terror psicológico que trae envuelto el COVID-19, te-nemos que convenir que su estilo artístico es sumamente impresionante.

José Parra, el artista santiagués que nos sorprende a cada instante con su cautivante imaginación estética, en cada pincelada o trayecto emerge un diseño que desconcierta y que seduce al público que gusta de las artes plásticas, concibiendo formas revolucionarias de crear diseños que impactan y enternecen la consciencia. 

Este artista muestra una habilidad admirable para dominar la pintura y llevarla a alturas inimaginables. Su arte me lleva a Miguel Ángel en El Juicio final, que se encuentra en el techo de la Capilla Sixtina y en el caso de sus pinturas sobre «La pandemia» hecha en lienzo, por un instante me figuro fascinado ante la obra en óleo de José Parra, como si estuviera en La Haya maravillado observando al famoso maestro holandés Rembrandt, pintando «La lección de la antónima.  ¡Gracias maestro!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba