Comentarios Recientes

0
Moisés Estévez

Moisés Estévez


Juan Pablo Duarte


  • 23.07.2019 - 05:52 pm

"¡Vivir sin patria, es lo mismo que vivir sin honor!" Duarte

 l insigne Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria Dominicana, nació un 26 de enero de 1813 en el Santo Domingo colonial, durante el período de la España Boba. Fueron sus padres, Juan José Duarte Rodríguez, un floreciente comerciante español, procedente de Cádiz, España y Manuela Diez Jiménez, proveniente del Seibo, hija de padre español y madre dominicana. El gran libertador y visionario dominicano, nació en una época de agitación política y social de la isla, ya que para aquel entonces, el control sobre la misma, cambiaba frecuentemente de manos entre España y Francia.

En 1822, la isla pasó a ser completamente posesión de Haití, que logró así unificar todo el territorio. Siendo apenas un mozalbete, sus padres le enviaron fuera del país, con el propósito de completar sus estudios. Ya en Europa, estremecida entonces por el romanticismo, el liberalismo, el nacionalismo y el socialismo utópico, absorbió los ambientes revolucionarios de la época. Duarte fue testigo del régimen de libertades y derechos que poseían los occidentales. Tuvo determinado interés por las reformas de Cromwell, los cambios suscitados en Alemania y Francia, especialmente los acontecidos en España y por las reformas de las Cortes de Cádiz.

A partir de ese momento, empezó a perfilarse el ideario político de Duarte, en el cual el nacionalismo y el liberalismo se fundían sobre un fondo romántico: los dominicanos eran un pueblo con identidad propia, que los hacía merecedores de una independencia política. Lograda ésta, la nación debía organizarse sobre los cimientos del institucionalismo, de la democracia representativa, misma que a su vez era fruto del pensamiento liberal. Corría el 1833, cuando regresó al país, listo para llevar a la práctica estas ideas. Fue en el seno de la clase media urbana, donde sus ideas encontraron mayor eco.

Para ese entonces, casi toda la aristocracia y demás grupos dirigentes se hallaban solidarizados con el régimen haitiano, razón por la cual fue imposible obtener, en los primeros años, su cooperación. Al irse ensanchando el movimiento, Duarte comprendió que se hacía imprescindible crear una organización que, siguiendo el modelo de las sociedades secretas de los Carbonarios, asumiera la responsabilidad de dirigir las actividades. Así surgió la sociedad “La Trinitaria”, cuyo propósito era liberar al país del yugo haitiano. El lema de esta sociedad fue: "Dios, Patria y Libertad".

Posteriormente, surgió otra sociedad “La Filantrópica”, que realizó una importante labor de propaganda mediante la representación de obras teatrales. En 1843, en pleno preparativo para organizar el movimiento de independencia, Duarte tuvo que abandonar el país de manera clandestina hacia Curazao, por su gestión revolucionaria, donde le sorprende la noticia de la muerte de su padre el 25 de noviembre de ese año.

Entonces, Duarte le solicita a su madre, vender el negocio familiar para financiar la revolución independentista. En su ausencia, Sánchez tuvo que tomar las riendas del movimiento y realiza una alianza con el sector separatista conservador encabezado por Tomás Bobadilla y Buenaventura Báez, surgiendo el Manifiesto del 16 de enero de 1844. Todo esto, junto con el apoyo de muchos que ambicionaban liberarse del yugo opresor que gobernaba sobre los dominicanos, llevó a la proclamación de la Independencia el 27 de febrero 1844.

Duarte regresó al país, días después de declarada la independencia, siendo recibido como Padre de la Patria y designándosele como General del ejército y Vocal de la Junta Central, que gobernaba la naciente República.

Sin embargo, intereses mezquinos de influyentes personalidades del ámbito político, militar y social, causaron que Duarte, tuviese nuevamente que exiliarse; esto así, numerosas veces. Duarte tenía un concepto definido de la nación dominicana y de sus integrantes. En esa época redactó un Proyecto de Constitución que expresaba con claridad, que la bandera dominicana podía albergar a todas las razas, sin excluir ni dar predominio a ninguna. Su concepción de república era la de un patriota anticolonialista, liberal, progresista y republicano. Duarte falleció el 15 de julio de 1876 en Caracas, Venezuela.



Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba