Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


La Biblia, fuente de crecimiento espiritual


  • 23.03.2021 - 12:00 am

“Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.” 1Tesalonisenses2:13  

“Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,” 1Pedro2:1-2  

“Más bienaventurado es dar que recibir.” Tiene una connotación de darse en todo el sentido de la palabra. Este dicho es uno de las ágrafas de Jesús, citado por Pablo solo en Hechos, en su discurso de despedida en Éfeso. El Señor al darse Él mismo por nosotros, dejó implícito este principio. Solo damos lo recibido de Sus manos.  

Lo que trae cambio y arrepentimiento es la Palabra. Cuando estamos en Cristo y la Palabra se nos impronta, la naturaleza de Cristo en nosotros nos hace vivir sin escatimar esfuerzos. Estamos en tiempos difíciles y de escasez, donde la mies es mucha y los obreros pocos, por tanto, necesitamos aunarnos como un solo cuerpo para predicar este precioso evangelio de gracia sin que falte nada. La Palabra es la voz profética. Tanto Pablo, los demás apóstoles, discípulos y los que participaron en la edificación de la iglesia primitiva tuvieron gran alcance porque enseñaron por la Palabra.  

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.” 1 Pedro 1:3-5  

La iglesia como columna y baluarte de la verdad, debe estar consciente de las verdades eternas; es lo que nos hará mantenernos firmes y cimentados en Cristo. En la medida que la Palabra se hace rema, es cuando tenemos la mente de Cristo. “para que, si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.” 1Timoteo3:15   

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 2Timoteo3:16-17     

Es por el conocimiento de la Palabra que podemos entender esto: “Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.” Hechos20:32  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba