Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


La doble amenaza


  • 19.01.2021 - 12:00 am

Mientras la eminencia de la vacuna, contra el patógeno mortal del virus crea optimismo esperanzador, se cierne la incertidumbre del pánico y la confusión motivado a la forma vertiginosa como se expande el flagelo indiscriminadamente y que tiene de rodillas a la sociedad, diezmando a la misma con la saturación y cansancio y las muertes.

Mientras prevalece el suspenso del diarismo, se agudiza las angustias, las desigualdades, y ansiedades-la mismas que producen urticaria-aflorando la paranoia, y claustrofobia entre otros padecimientos,-, así como afecciones psicosomáticas y muchas crisis impredecibles de hechos de violencia intrafamiliar. En la vorágine campea también las frustraciones, asomando los desaciertos colaterales por los efectos de la maldición catastrófica.

Es aconsejable tener profilaxis y optimo protocolo sin soslayarla idea de que “la vida no es doble, es única”, y que por ende se vive una sola vez, y se ha de ser pragmático con la situación crítica salvando los escollos con valor y voluntad.

Tenemos que, mentalmente, empoderarnos y de paso asimilar el vacío existencial, hasta el comodín de la resiliencia, ya que la esperanza de la pesadilla es el advenimiento de la vacuna, lo cual podría traer un nuevo renacer y nueva vida.

Otra implícita amenaza a nivel mundial es el arribismo villano tenebroso del impredecible y celebre aferrado a su supuesta grandeza, Donad Trump.  Quien con su conducta torcida, descendiente de alemán, fue quien perdió en USA, cuya bondad es respetar los derechos  y se observan religiosamente los deberes.  Este engreído y opulento magnate, es el mismo que por falta de madurez ha alborotadado la palestra mundial con su codicia politiquera queriendo seguir haciendo daño a la sociedad mundial, y por ende buscar endiosarse en la Tierra. Dicha avaricia fueron desestimadas por la voluntad soberana y libérrima por un cúmulo de razones, y es merecedor ahora mismo de un segundo juicio político, algo inaudito.

La soberanía de USA tiene tradición histórica de conocido fuste y sacrificio, por su historial incuestionable, de ética y democracia, que como orgullo sus ciudadanos exhiben esos legados y paradigmas modelos a seguir. Un desliz de un vesánico como ese, podría ser un fiasco y una vergüenza que asquee la diafanidad marchitando la imagen de ese pueblo. Aceptar tal disparate seria poner a prueba la capacidad del pueblo, que iría en desmedro de la misma soberanía de susodicho país.

El espíritu y grandeza, de esa nación, están a pruebas, y no se torcerá por un pseudo líder por sus amenazas trogloditas quien intenta implantar el Código de Hammurabi.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba