Comentarios Recientes

0
Ramón E. Durán

Ramón E. Durán


La llegada al poder del presidente Donald Trump


  • 13.09.2019 - 06:27 pm

Los actos terroristas del mal recordado  11 de septiembre del año  2001, que recientemente se cumplieron 18 años,  no solamente   han hecho cambiar el estilo de vida de los norteamericanos,  sino que   también han    endurecido  los requisitos  para que las personas que emigran  a esa gran nación del norte en busca de mejoría económica   obtengan la residencia permanente y la ciudadanía.
  
Las  Medidas se han agudizados  con la llegada de Donald Trump a la presidencia.  Este gobernante le está haciendo  la cosa difícil, no solamente a los extranjeros, sino también  a sus propios ciudadanos.

Cuando Donald Trump se presentó  como precandidato a la presidencia por el Partido Republicano, pensábamos que era  uno más de los tantos ciudadanos  que tienen el  derecho de aspirar a  dirigir los destino  de esa nación y que  su aspiración no llegaría muy lejos, ya que  nunca había ocupado cargos públicos y que solamente lo que sabía  era hacer dinero a través de sus múltiples negocios.
 
Pero como señala el refrán ´´que  de cualquier yagua vieja sale tremendo  alacrán´´, su inusual discurso de corte racista motivó a los millones de norteamericanos  blancos que piensan como él,  pero que no pueden practicar el odio racial  en el país, porque está prohibido por ley.
 
Después de Donald Trump ser escogido como candidato a la presidencia, también pensamos que él  no tenía ninguna posibilidad  de ganarle a la carismática Hillary Clinton, pero así sucedió  para mal de muchos,  como  los pobres  de ese país, así como los  inmigrantes  que están   pagando a un precio bien elevado las consecuencias de su elección.
 
Los  blancos anglosajones  que por lo regular nunca  acostumbran a  participar en las elecciones, ya que  se  estima que  en los  Estados Unidos    solamente vota  aproximadamente un 40 por ciento de la población,   acudieron  masivamente a las urnas  en razón de que   sintieron como un desafío  de los hispanos el hecho de que  éstos dijeron que votarían   por Hillary   para impedir el triunfo de Donald Trump.
 
Hubo un momentos en que esos republicanos  xenofóbicos posiblemente pensaron que los  extranjeros  no podían trazar el destino político de su  nación, por lo que  hicieron lo que nunca habían hecho  para demostrarle  a los´´ intrusos´´ que son acogidos allí, que ellos son los que mandan  porque representan la mayoría de la población.  
 
Es posible  que   el discurso que   más  emocionó a los  blancos,  fue  la promesa de Donald Trump de  construir  el muro fronterizo con su vecino azteca ,  para impedirle  la entrada al país de  los inmigrante ilegales que llegan,   no solamente desde  México, sino también de otras naciones de la región.
      
Según reportes de prensa, la Patrulla Fronteriza rompió records al detener en el mes de julio del presente año a más de 301 mil inmigrantes en   el punto límite con el Estado de Texas conocido como Rio Grande, pero además La Unión para las libertades Civiles en América Presentó una demanda para resolver el caso  de 900 niños residentes en los Estados Unidos  que en el año 2018 fueron separados de sus padres.
Donald  Trump ha podido sobrevivir en la presidencia porque  tiene a su favor la mayoría en el senado, y aunque el congreso está dominado por los demócratas,  el senado es quien decide si  éste es  sometido a un juicio político que lo separe  del poder por  los errores y  exabruptos cometidos  y  por la supuesta influencia  que tuvo Rusia  en su elección.

En lo referente  a las redadas   que anunció el Presidente Trump y que se  efectúan mayormente en   los Estados  considerados santuarios de los  inmigrantes, tenemos que admitir   que como todas las  naciones del mundo, los Estados Unidos   tiene  su política migratoria,  pero  lo más doloroso es cuando los padres son separados de los hijos, regularmente menores de edad nacidos en ese país y que por ley le corresponde la nacionalidad norteamericana.
 
Para que no quede ninguna duda de la saña con la que gobierna  Donald Trump, ya está  recortando el programa de cupones para la compra de alimentos, así como   imponiéndoles  trabas a las  familias que lo solicitan y cuyos ingresos no son lo suficiente  para comer y pagar renta.
 
A esa medida    tampoco se escapan los millones de  familias de la raza blanca que,  además,   se benefician del programa. Esperamos  que si Donald Trump decide optar por la reelección en las elecciones de noviembre del 2020, los electores que se sienten afectados con su administración lo castiguen en las urnas, como  la única arma que tienen los pueblos para responderle a los gobernantes que no lo han hecho bien.









Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba