Comentarios Recientes

0
Ramón E. Durán

Ramón E. Durán


La Solución es, una nueva policía nacional


  • 16.04.2021 - 12:00 am

En la era de Trujillo la gente sentía miedo y respeto por la policía nacional porque tenía facultad hasta para matar y nada sucedía, en la época de Balaguer la policía era represiva, también con licencia para matar y cuando ocurría un hecho de sangre provocado por la fuerza del orden aunque el pueblo se lanzara a la calle a protestar, todo se quedaba en la famosa comisión “Investigadora “que no investigaba nada y el echo quedaba impune.

Hoy nadie siente respeto pero tampoco miedo por la policía, porque la institución llamada a imponer el orden público esta desacreditada y lo recomendable es desarticular por completo la misma cancelando o poniendo en retiro los miembros que sean elegibles, igual que altos oficiales y su máxima autoridad.

Hacerle una limpieza donde solo permanezcan en sus posiciones los policías que no estén contaminados y conocedores de las interioridades y manejo de la institución, así como la técnica de los delincuentes para cometer sus fechorías, pero ante de su desarticulación proceder a formar una nueva policía, reclutando jóvenes universitarios y bachilleres que no estudian ni trabajen, entrenarlos para que sepan lidiar con gente y aprendan a manejarse en cada situación que se le presente, bien equipado supervisado y un salario digno.

De acuerdo a un oficial retirado de la policía, quien permaneció 37 años prestando servicios en la institución, en el palacio de la policía igual que en los cuarteles, funciona una mafia encabezada por oficiales incluyendo su propio jefe, donde los rangos no se ganan por méritos sino que se compran.

En el listado que le presentan al Presidente de la República para el aumento de rango solo figuran los que cabildearon sus ascensos con el enlace del jefe, teniendo que pagar determinada suma de dinero. Según Humberto (nombre ficticio), quien ostentó el rango de primer teniente, la policía está corrompida y podrida, y lo que amerita es una renovación que inspire confianza en la población.

El Presidente Luis Abinader al juramentar el grupo de trabajo que preside Servio Tulio Castaño para la transformación de la Policía Nacional, reconoció que a pesar de que hay muchos intereses en juego, y de que el reto es grande y la circunstancia compleja, cueste lo que cueste, alcanzará con éxito una transformación integral y moderna que coloque a la Policía Nacional entre las mejores del continente.

Un periódico matutino advirtió que "la tarea encomendada, la de reformar una institución anacrónica, militarista y altamente permeada por el crimen, resulta en el menor de los casos una empresa ciclópea" Hay muchos policías que no merecen llevar el uniforme investidos de autoridad, incluso resultaría Importante cambiarle el color del uniforme, y a sus cuarteles hacerle un ‘’exorcismo’’ para que desaparezcan sus males y la población vuelva a sentir respeto por los responsables de imponer el orden público.

El trágico hecho ocurrido en Villa Altagracia recientemente por parte de una patrulla policial donde murieron una pareja de esposos que regresaba en su vehículo luego de participar en un culto religioso de una iglesia evangélica, es una prueba fehaciente de lo mal preparada que está nuestra policía, donde por dinero uniforman y dotan de arma de fuego a cualquiera analfabeto funcional, sin ni siquiera recibir entrenamiento. Es mucho lo que se puede hablar acerca de nuestra policía, donde hay miembros que han sido involucrados en atracos, así como proteger a narcotraficantes que les solicitan su servicio para el trasiego de estupefacientes.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba