Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Las encuestas dislocadas


  • 23.09.2019 - 07:08 pm

Las elecciones primarias del PLD, han llevado a sus partes, o grupos de principalía partidaria, a una guerra de encuestas que se desarrollan diariamente y en demasía; tanto así, que en vez de orientar, observar, comunicar e informar, hacen que gran parte de este país no crea ni en uno ni en otro; ya que la mayoría de los porcentajes que se informan todos los días, son maquillados, peinados y adaptados al incumbente que los paga.
   
Esta acción, ni es compra, ni es mercadeo, ni es promoción, ni es propaganda, ni es publicidad, ni es venta;  es sólo una miopía causada por la visión excesiva que tanto se forza que rompe su efectividad, causando un trastorno de mal gusto, desconfianza, dudas y saturación cerebral y visual que deja sin efecto, en el receptor, cualquier apreciación, valoración o creencia.
   
De acuerdo a nuestro análisis, estas encuestas,  carecen de los enfoques lógicos, científicos y técnicos, tanto cualitativos como cuantitativos y en su mixtura,  de forma tal que el receptor no puede determinar razones para su apreciación, la realidad o la verdad del momento y el estado en que se presenta; tampoco se dan a conocer el objetivo, el problema, el proceso, el enfoque, los conceptos, la metodología, las ideas del estudio, los criterios, los elementos, la justificación del estudio, su viabilidad, sus delimitaciones, la relación entre variables, la formulación del cuestionario, sus pruebas, su aplicación y sus análisis científicos.
  
De igual forma, en estas encuestas, no se ven ni se dan a conocer: la finalidad, la importancia ni la pertinencia a la que se aspiran; ni cuáles fueron las guías del trabajo que deben indicar los cómo, los porqué, los cuándo, que justifiquen sus fines, razones y demostraciones, y a su vez, indiquen la importancia para llegar a producir una verdad medible por los millones de personas que conforman el pueblo dominicano, sin tener que saber de investigación científica ni de encuestas que inducen a respuestas sustentables y demostrables.
   
Hoy día, la sociedad dominicana, por la falta de los elementos imprescindibles que debe tener una investigación para realizar una encuesta circunstancial o la fotografía del hecho en el momento mismo.  Estas encuestas son tan absurdas  y  violatorias  del Método Científico que no dicen ni la forma metodológica, ni el método empleado, ni la tipología de la escogencia físico-espacial, ni mucho menos, su escogencia muestral distributiva de las áreas o terrenos a estudiar y desarrollar, por lo cual la validez de la mayoría de estas encuestas es mercadeada, no captan la realidad, en fin no muestran la factibilidad de su relación y resultados.
   
Las repercusiones que implican una investigación encuestar documentada tienen, primero que todo, que medir, ya sean positivos o negativos, sus referencias y sus imágenes que amplían en los ámbitos éticos, estratégicos y de respeto, a una sociedad a la que se le presenta como una verdad y que estamos viendo que, más bien, son falsedades de datos, inducidos sin importar los daños que puedan producir.
   
Entendemos que la Junta Central Electoral, debe exigir que la forma y proceso de la investigación, y formas para hacer dichas encuestas sobre las elecciones primarias de intención de voto ganancioso, estén basadas en el análisis y en el método científico, para que permitan ver los resultados y sirvan como, normalmente es la intención del votante, para la aprobación o rechazo a un postulante, porque se presentan como resultado de la verdad.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba