Comentarios Recientes

0
Rafael J. Espinal

Rafael J. Espinal


Las horas se acortan ¡El pueblo aguarda!


  • 03.07.2020 - 12:00 am

Debe ser esta campaña política que nos ocupa, y sin quererlo nos envuelve e inquieta, la más costosa, en toda la historia republicana nuestra. Lastima y lacera el alma con solo pensar en todas las necesidades que se hubiesen solventado o solucionado, con tantas sumas multimillonarias vertidas en insultas e insustanciales propagandas politiqueras que, absolutamente nada generoso resuelven, en procura de alentar siquiera algunas de tantas carencias que atormentan a gran parte de nuestra población y que apenas puede subsistir con niveles de pobreza tan profundos y que caracterizan de manera alarmante a la mayoría de nuestro pueblo.

Parecen ignorar quienes patrocinan este despliegue descomunal de tantos recursos económicos desde el estado, que se están burlando de esa parte menesterosa y humilde pero sana, del pueblo dominicano, y que aún no ha sido maleada por los ostentadores de riquezas millonarias que, con acciones como éstas, tan solo se exponen a ser evaluados por la conciencia nacional.

¡Qué vergüenza y amargura deben sentir nuestros héroes nacionales desde la dimensión donde se encuentren… Al contemplar este panorama burlesco… ¡En donde ésta malvada comedia sobredimensiona a aquélla divina, por hechos y trechos!!!

Pues en otro orden, parece que ahora las propuestas han pasado a un segundo plano.

Reflexionemos aquello que alguien expresara en el pasado: ‘’En las Guerras y en Campañas Políticas la primera víctima es la verdad’’.

No podrían ser más ciertas y apropiadas para calificar éstas, si es que puede llamarse de ese modo, las que estamos sufriendo y soportando estoicamente los dominicanos a través de insultos, mentiras e improperios, por medio de sucias campañas tendentes a deshonrar, disminuir y aplastar al contrario… Sin importarles a los autores las consecuencias que podrían derivarse de esas diabluras rastreras, desproporcionadas y carentes de la más elemental decencia.

¡Actuemos y luchemos como seres civilizados!... Tal como lo hicieron los fundadores de nuestra Patria… En procura de alcanzar la libertad autentica. Libres de pensamientos y de espíritu, como nos ha creado Dios… Opuestos a ser manipulados cual rebaños de mansos corderos.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba