Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Muertes del tránsito


  • 16.09.2019 - 07:23 pm

La prensa de ayer trajo la noticia de un trágico accidente que llenó de luto a la comunidad de San Francisco de Macorís, cuando cinco jóvenes violando los límites de velocidad encontraron la muerte, llenando de pesar a la población, a sus familiares y relacionados.
   
Se trata de una tragedia que se repite una y otra vez en las carreteras dominicanas, poniendo al descubierto la falta de un servicio de policía de carretera que vigile y controle el comportamiento de choferes y conductores de vehículos que transitan por las vías del país. En lo que va de enero a junio del presente año se han reportado casi mil muertos por accidentes de tránsito.
   
Frente a esa situación ha sido poco o casi nada lo que las autoridades han hecho para combatir ese flagelo que solo trae dolor y lágrimas a la familia dominicana. Que recordemos la policía de carretera y sus patrullas de vigilancia fueron descontinuadas desde que se formó la AMET.  
   
De ahí en adelante las carreteras del país fueron abandonadas y por ejemplo entre Santiago y la Capital es muy raro encontrar una patrulla de vigilancia policial, y al igual que en ese trayecto, las demás autopistas viejas o modernas carecen de un servicio de vigilancia policial. Se ha dejado el comportamiento de los conductores a su autocontrol, con lo cual el tránsito por las carreteras se ha convertido en un caos de alto riesgo, estimulado por la alta densidad vehicular.
   
En ese marco cada vez son más frecuentes los accidentes trágicos que llenan de espanto y dolor a la familia y la comunidad nacional. ¿Por qué las autoridades a partir del INTRANT no asumen ninguna iniciativa para abordar ese grave problema? ¿Qué es lo que mantiene paralizada a las autoridades en ese sentido?
   
Se ha bien ponderado el servicio vial que ofrece el Ministerio de Obras Públicas, dándole asistencia mecánica a los vehículos que sufren algún tipo de daño en su desplazamiento. A través de ese servicio Obras Públicas dispuso decenas de unidades en camionetas equipadas que asisten a los conductores cuyos vehículos sufren algún percance mecánico.
   
Al igual que ese servicio, por qué no se pone en ejecución a través del INTRANT un proyecto con toda la modernidad de estos tiempos, para el patrullaje de carreteras que mantenga una  vigilancia y control permanente para hacer cumplir las normas de tránsito que deben observar los conductores que se desplazan por las carreteras y autopistas del país.        

Por ejemplo, de Santiago a la Capital deberían haber unas tres o cuatro unidades de patrulla policial de vigilancia, las cuales de ponerse en ejecución al cabo de poco tiempo provocarían un cambio notable en la forma de conducir de los conductores y choferes, lo que seguro haría bajar las violaciones a las normas del tránsito, en especial en cuanto a la velocidad y otras violaciones rutinarias que provocan los trágicos accidentes. Ese cambio de seguro se traduciría en la reducción de las muertes por accidentes.
   
El INTRANT debe asumir con urgencia esta idea de un proyecto de vigilancia de carreteras, restableciendo el patrullaje en al menos las principales autopistas y carreteras del país.

¡Por Dios qué se haga algo!  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba