Comentarios Recientes

0
Luis Alberto De León Alcántara

Luis Alberto De León Alcántara


Papa: la sociedad reclama tu presencia


  • 24.07.2019 - 06:38 pm

Nuestra sociedad vive de reclamos. La gente constantemente exige mejores condiciones económicas, más oportunidades de empleos, un país más justo para todos y una Nación que respete las leyes y las normas que rigen a los ciudadanos. Las personas lo hacen porque entienden que con voluntad y empeño se puede vivir de otra manera. Que no hay necesidad de permanecer como los mendigos: siempre pidiendo algunas monedas para comer, pero con la misma carencia de siempre.
   
Lo mismo ocurre con la figura paterna en estos momentos históricos. Son cada vez más los hijos huérfanos con padres vivos. Hombres que mostraron su hombría únicamente para conquistar a las mujeres, para dominar una relación sentimental o simplemente para maltratar a todo aquel que se le atravesara en el camino. Individuos que se les olvidó que la libertad conlleva en sí misma responsabilidad. Que nadie puede andar por la vida dejando cicatrices, dolor y penas en los demás sin que se note y sin que aparezcan luego las consecuencias.
   
Sin embargo, ser padre es un don, es ver a una criatura nacer y luchar durante toda una vida para convertirlo en una persona de bien. Es un ser humano que lleva en sus hombros el deber de inyectarle valentía y actitud positiva a sus hijos. Y justamente eso lo que está reclamando la sociedad, un hombre que no ignore que una madre no es suficiente para sacar adelante a un niño, sino que también se necesita un padre. Que recuerde además, que la paternidad responsable no ha pasado de moda, y pese a que es a la mujer que se le nota el embarazo, hay que reconocer que ese embarazo es el resultado de un acto de ambos que hace posible la formación de la criatura en el vientre de una mujer.
   
Por eso siempre es oportuno alzar la voz para que llegue a la conciencia de aquellos padres que abandonaron su rol biológico y social con la prole y lo delegaron a las mujeres, para que ellas asumieran el doble compromiso en la enseñanza de los hijos. Estos hombres, anularon las  responsabilidades que les correspondían, continuaron viviendo como si fueran solterones, bohemios de la vida alegre. Se les borró de sus mentes que, mientras ellos vivían felices, otros extrañaban y pedían a gritos su aparición, lloraban por el vacío dejado en el corazón. Un espacio que no se puede llenar con dinero ni con objetos lujosos, porque el afecto de un padre no lo sustituye nada ni nadie.
   
Papá, la sociedad reclama tu presencia, porque cada vez son más los jóvenes que delinquen en las calles, realizan robos y atracos; las madres solteras tienen que asumir la carga del trabajo y la educación de los hijos al mismo tiempo. Por tanto, regresa y asume tu puesto, para darle a tus hijos la autoridad que necesitan, para que mañana tengamos hombres y mujeres con valores humanos, y comprometidos con la sociedad, y de este modo, tendremos un mundo más humano y más civilizado.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba