Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


RD, liderazgo y béisbol


  • 08.02.2021 - 12:00 am

República Dominicana ha  afianzado su liderazgo sobre béisbol en América Latina y el Caribe tras las Águilas Cibaeñas, conjunto que representó al país en la “Serie del Caribe 2021”, conquistar la corona 21 en la versión correspondiente a este año y consolidar al país como monarca en la región, en Mazatlán, México. 

El equipo mamey, el cual tuvo una temporada de ensueños en el torneo otoño-invernal 2020-2021, luego de alcanzar su corona 22 e igualar con los Tigres de Licey como los más ganadores en la historia de la Liga de Béisbol Profesional (LIDOM), demostró la superioridad dominicana frente a México, Panamá, Puerto Rico y Colombia.

Con este triunfo se transmite alegría y se unifica a los dominicanos en una fiesta nacional, lo que es un gran aliento en medio de la crisis sanitaria, económica y social, como consecuencia de los efectos de la pandemia COVID-19.

Además, se exhibe el talento, las potencialidades y la calidad de los recursos humanos reflejada en los peloteros que se entregaron con cuerpo y alma para despertar las fibras de la dominicanidad.

Los deportistas dominicanos enaltecieron a la nación y pusieron por todo lo alto la Bandera tricolor, símbolo de la Patria y orgullo de la identidad nacional.

Hay que celebrar en grande esta victoria, porque llega exactamente en un momento que la población necesita inyecciones con dosis de alegría  y felicidad para  aliviar sus penas y adversidades, a causa de los embates del coronavirus.

¡Salve, campeones del béisbol en América Latina y el Caribe!

¡Qué vivan los héroes deportivos!

¡Qué viva República Dominicana!

Protestas y civilidad

Protestar en demanda de los derechos fundamentales y por la solución de los problemas sociales y económicos que afectan a la población,  está consagrado en la Constitución de la República, por tal motivo, es deber de quienes están en el poder  respetar esa prerrogativa institucional.

No obstante, los ciudadanos deben movilizarse y reclamar sus peticiones por medios civilizados, ya que solo de esa manera se actúa en el marco jurídico-constitucional que garantiza el orden y procesos institucionales.

Es inaceptable, por ejemplo, que un transportista afirmara que si el Gobierno asume un plan para instalar corredores del transporte en la capital dominicana, los miembros de sindicatos y asociaciones iban a esperar en calles y avenidas a las autoridades con fusiles; esa actitud lo descalifica para pedir respeto a sus derechos.

También, son inadmisibles las acciones violentas protagonizadas por manifestantes en la explanada del Congreso Nacional, que incluyeron la destrucción de cristales de oficinas de legisladores, en procura de que se devuelva el 30 % de los fondos de pensiones a los trabajadores.

Para que la democracia pueda fortalecerse, es  imprescindible que exista un estado de derecho, pero de igual modo es recomendable que  los ciudadanos sujeten su comportamiento a la Constitución y las leyes que norman el desarrollo de la sociedad.

Se requiere, pues, de madurez, sensatez, civilidad y voluntad política en la utilización de las vías adecuadas en procura de que se resuelvan los males que gravitan en la vida de la población.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba