Comentarios Recientes

0
Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel


Rediseñar los modelos económicos


  • 27.01.2021 - 12:00 am

En casi la totalidad de los países la preocupación entre gobernantes y entendidos en materia económica ha girado en torno lograr la convivencia entre la pandemia y la producción, a fin de evitar el descalabro de las condiciones de vida.

Hay países con niveles de desarrollo formidable en su industria, en su comercio y en sus finanzas, capaces de darse el lujo de resistir los embates de los confinamientos; en cambio, también los hay con escasas posibilidades de sobrevivir, sea porque estos disponen de una economía que vive del diarismo, necesitan estar abierto a plenitud para desenvolverse medianamente o porque disponen un proceso de desarrollo limitado. 

Estos últimos desarrollan malabares para sostenerse: ajustan tazas bancarias; recurren a prestamos; apoyan las pequeñas y medianas empresas; disponen de subsidios para la población vulnerable. En fin, han hecho lo que dice el “Librito”, con tal de no sucumbir.

A esta realidad debe añadirse que en las negociaciones para la adquisición de las vacunas también compiten en desventajas. El propio responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho, que de los 25 países que iniciaron la campaña de vacunación para el combate a la pandemia, apenas un 2% son pobres. Y recordar como en todos los negocios, existen acaparadores, como la denuncia de que Canadá dispone de pedidos equivalentes para vacunar 5 veces a su población.

Hay que suponer, en que los países pobres van a los mercados de capitales en franco proceso de endeudamiento externo, colocando bonos y recurriendo a la modalidad de préstamos blandos, los denominados de bajos intereses. Un país en esta situación es el nuestro, sujeto a estos vaivenes circunstanciales. 

Su principal soporte el turismo sigue sacudido por los días de confinamientos y por la imposibilidad de contralar las variables independientes. Miles de trabajadores de este sector se encuentran cesantes; los turoperadores resistieron los primeros meses entusiasmado pensando en lo momentáneo de esta situación.

Sin embargo, con el pasar de los días se advierten nuevos ajustes económicos; se habla de posibles impuestos a través de una Reforma Fiscal planeada para mediado de anos. ¿podría el gobierno resistir tales niveles de gastos con una franca caída de sus ingresos? ¿Optaría por un rediseño la economía, eliminando los programas sociales en su totalidad? Muy pocos desharían estar en los zapatos del Presidente de la Republica, adusto y bien intencionado. 

Aunque el Banco Central (BC) proyecta un crecimiento de un 6% para el 2021 no será suficiente para compensar los efectos devastares, aun en curso. Cualquier rediseño económico emprendido por el Ejecutivo para amortiguar esta realidad debe ir acompañado de un irrestricto apoyo de todos los agentes y actores del sistema. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba