Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


Una fe que trasciende (3 de 4)


  • 18.05.2021 - 12:00 am

David, conoció la bendición de la justicia imputada; al expresar en el salmo penitencial la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo: “Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.” Romanos 4:3-8  

El evangelio de la reconciliación es la esperanza del mundo. Hagamos saber a las gentes lo grandioso de esta salvación que se nos ha otorgado; no por obra que hayamos hecho, sino por el puro afecto del Señor. Amados hermanos, hemos sido comisionados a predicar este evangelio de Cristo.   

Cuando sabemos los beneficios de la justificación de que somos justificados por la fe en Cristo; tenemos paz para con Dios, por medio de Cristo; y que también por Él tenemos entrada por la fe a esa gracia en la cual estamos firmes. Y que podemos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Créanme que no vamos a callar   

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Romanos 5:1-5     

Amados hermanos hoy más que nunca necesitamos defender nuestra fe cristiana; modelar a los hombres con nuestras acciones la naturaleza del que nos habita. El mundo ha perdido la fe, aun en ellos mismos. Pero nosotros tenemos argumentos poderosos para enfrentar el desamor, los temores, la desesperanza y las tinieblas que está cubriendo la tierra, porque somos la luz del mundo.  

“Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;” 1 Pedro3:14-15     

No es tiempo de letargo iglesia, más bien, de marchar juntos como cuerpo de Cristo, predicando, orando, ayunando y clamando por nuestras naciones. Así como Pablo sacó a colación la fe de Abraham para probar que la justificación solo es por fe; hoy les invito a reflexionar sobre esa fe que nos ha sido imputada; y preguntarnos, ¿qué estoy haciendo con ella?  

“Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? ¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano.” Gálatas 3:2-4  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba