A diario pensamos, analizamos, reflexionamos y hasta tomamos decisiones un tanto apresuradas; decisiones de muy baja calidad y las cuales cuando las analizamos con “la cabeza fría” llegamos a la conclusión de que estas fueron tomadas en base a lo que anteriormente hemos planteado como colofón de entrada del presente escrito; sin embargo, casi nunca nos detenemos a pensar de si en verdad estamos tomando las decisiones correctas cuando decidimos pensar con calidad. Es innegable que la gran mayoría de los seres humanos estamos plagados de mezquindades, de impurezas mentales, de miserias humanas, las cuales muy poco nos atrevemos a reconocer que viven en nuestro interior, batallando en contra de aquellas buenas intenciones que también poseemos y...

Llegó a mis manos por recomendación de mi maestro y politólogo de la Maestría de Ciencias Políticas y Políticas Públicas, el doctor Jaime Francisco Rodríg...

El Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial Hermanas Mirabal dictó tres meses de prisión preventiva como medida de coerción contra un hombre que es investigado por denuncia de...



Ir arriba