Comentarios Recientes

0

La guerra como generadora de pobreza


  • Juan Pablo Acosta García | 03-12-2020

El negocio de la guerra  sirve fundamentalmente para que las naciones imperialistas  se apoderen  de las riquezas de los pueblos a los cuales someten a su yugo. Si observamos naciones como Irak y Siria, por ejemplo, antes y después de las guerras que les afectaron y aún les afecta,  podemos concluir que las fuerzas destructoras imperialistas que las devastaron, no solamente las destruyeron literalmente, sino que además, las sometieron a un saqueo brutal de sus riquezas.  La guerra de agresión es un negocio, igual como lo es la droga, la mafia, y en fin, el crimen organizado.  

Hemos visto en otros artículos que en “El año 2019, Estados Unidos de América tuvo gastos en defensa por 649,000 millones de dólares, lo cual significa un 36% del total mundial de los gastos en ese renglón. Esa suma es varias veces mayor al Producto Interno Bruto de varios países juntos de América Latina”.  

El gasto militar y de guerra de  una veintena de países, incluidos los  cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, China, Rusia, Francia e Inglaterra)  supera varias veces al Producto Interno Bruto de África y América Latina juntas.  Actualmente existen  cien grandes empresas dedicadas a la fabricación y venta de armamentos de guerra. 

De entre esas 100, hay 10  que son las más grandes y dentro de esas 10, siete son norteamericanas. Para tener una idea del volumen de  ganancias de esas empresas, es suficiente saber que tan solo el  bombardero Northrop Grumman B-2 Spirit, propiedad de la Fuerza Aérea  de Estados Unidos cuesta 1,400 millones de euros, casi unos 1,600 millones de dólares.  El barco USS Zumwalt de la Marina norteamericana  cuesta más de 4,000 mil millones de dólares. El portaviones USS Gerald R. Ford (CVN-78) también de la armada estadounidense cuesta unos 14 mil millones de dólares. En contraste con esa realidad, más de 700 millones de  seres humanos ni leen ni escriben ninguna lengua, incentivando así la pobreza extrema. Con el valor de 50 portaviones Gerald R. Ford sería suficiente para eliminar el analfabetismo en el planeta. 

Cada día mueren 8,500 niños por desnutrición, es decir, que cada año mueren unos  3, 06 millones de niños, lo que equivale a  355 niños por hora o 5 niños por segundo. En 2017 murieron 6,3 millones de niños menores de 15 años por falta de agua potable, diarrea y mal nutrición. Actualmente 16 millones de niños sufren de desnutrición grave, 28 millones de infantes han huido de sus casas por las guerras y 61 millones de niños no van a la escuela por carencias materiales. Cada 7 minutos muere un adolescente gracias a la violencia y cada 5 segundos muere un niño por causas evitables.  Existen unos 800 millones de personas padeciendo hambre, viviendo por debajo de la línea extrema de pobreza, de los cuales 300 millones son menores de edad. Si eso no es miseria, entonces ¿qué es?


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ESPAILLAT

Ir arriba