Comentarios Recientes

0

Obispo Diócesis Mao-Montecristi otorga Orden de Diácono Permanente en Dajabón

Ver galería

2 imágenes


  • Redacción | 16-10-2019

Monseñor Diómedes Espinal de León, Obispo de la Diócesis Mao- Montecristi y Presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, impone con sus manos el sacramento de Diácono Permanente  a Ernesto Rufo Jiménez Rodríguez, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Dajabón, el sábado 12 de octubre de 2019.
   
El Diácono es el primer grado del sacramento del Orden Sacerdotal. Se recibe este sacramento para ser signo e instrumento servidor de Cristo. La palabra “diácono” significa servicio.
   
El P. Jesús María Lora, Párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario presentó a Monseñor Diómedes al nuevo Diácono, el P. Guillermo Perdomo, SJ, Director de radio Marién, hizo de monitor, el P. José Ramón López, SJ, Rector del Instituto Tecnológico San Ignacio de Loyola, colocó al nuevo Diácono la estola y la dalmática, el P. Aquiles Ozuna, SJ, Párroco de la Iglesia de Partido, entonó la letanía de los santos.
  
La ceremonia de ordenación estuvo organizada por el Diácono Transitorio Abel Báez, el Diácono Carlos Delgado dirigió el coro parroquial, y el Dr. Miguel García Tatis, Diácono Permanente acompañó al futuro Diácono.
   
La liturgia de la palabra estuvo a cargo de la familia del futuro Diácono. La primera lectura tomada del libro del profeta Isaías (49, 1-7), la realizó su esposa, la Profesora Haydeli Toribio, quien es la Rectora del Recinto UTESA-Dajabón; el Salmo Responsorial 22 (23) lo hizo su cuñada, la Arquitecta Clara Toribio; la segunda lectura tomada del libro de los Hechos de los Apóstoles (Hch 15, 9-17) la hizo su hija Ada Minerva acompañada de su hijo menor, José Luis; El Evangelio tomado de Juan 15, 9-17) fue proclamado por el Diácono Ambiorix Gómez.
   
Pero, ¿quién es el nuevo servidor que recibe el sacramento de Diácono Permanente? Ernesto Rufo, es un profesor de más de 25 años. Actual Director Académico del Colegio Loyola de Dajabón. Su vida cristiana inicia en el seno de su hogar de manos de su madre, la señora Catalina Rodríguez, fiel servidora del señor, perteneciente al movimiento neocatecumenal, y quien se preocupó para que a temprana edad recibiera el sacramento del bautismo.        

Ya en la niñez, con la educación primaria, pasa a las manos de las Religiosas del Apostolado en el Colegio La Altagracia, con quienes se preparó para la primera comunión.                

También en esa época fue monaguillo.  Cuando pasa al nivel secundario es admitido en el Colegio Loyola, hoy ITESIL, el cual es dirigido por la Compañía de Jesús. Aquí, después de ser estudiante se convierte en docente. Hace más de dos años se prepara para Diácono en la Escuela San Felipe de la Diócesis Mao- Montecristi. Ernesto Rufo también es docente del Recinto UTESA- Dajabón.
   
En sus palabras de gracias, el nuevo Diácono agradeció, primero a Dios por concederle el privilegio de servirle, progresando siempre en su obra. A su madre Catalina,  quien se preocupó para que recibiera los sacramentos de iniciación cristiana. A su esposa Haydeli y a sus hijos por darle el consentimiento ante Monseñor.
  
 Dio gracias también, a todos los que han intervenido de una u otra manera en su proceso de formación cristiana; a la comunidad educativa de LOYOLA; al Dr. Príamo Rodríguez, Canciller de UTESA, al Claustro universitario del Recinto UTESA- Dajabón, al Rector de UTESA Mao, Lic. Cándido Almánzar y Ariel Mártínez.
    
Dijo: como familia hemos decidido dar gracias al Señor, y una manera de hacerlo es sirviendo en la iglesia, por toda la misericordia y las bendiciones que el Señor ha conferido a nuestra familia, dándonos una esposa y unos hijos maravillosos.
   
Dio las gracias  también a todos los intercesores que el   señor puso en su camino, para que esta ordenación fuera realidad, a Monseñor Diómedes Espinal, al diácono Carlos y su esposa, El P. José Ramón López, P. Guillermo, el P. Adonis y a nuestro párroco, el P. Ruddy, a las religiosas del Apostolado
Agradeció a las personas colaboradoras que han organizado la ceremonia: Clara Toribio, las Hermanas del Asilo, la Hermandad de Emaús, Evangelista, Georgina, entre otros.
   
Terminó sus palabras expresando que: recibo esta ordenación confiado en el señor que me dice:
“No temas, Que yo vengo a ayudarte” (Is 41,13).
   
En el acto estuvieron presentes sacerdotes, diáconos, estudiantes de la Escuela de Diáconos San Felipe, religiosas, grupos religiosos, familiares y amigos.
    
La recepción se realizó en el ITESIL con un almuerzo que ofreció su Rector, el P. José Ramón López, SJ.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba