Comentarios Recientes

0

¿Cómo enfrentar las consecuencias a nivel de conocimiento en la educación virtual?

Leira Castellanos


  • Mariela López | 02-12-2020

La cognición es definida como la capacidad que tienen los seres vivos de procesar la información a partir de la percepción.

La misma comprende los procesos como la atención, la concentración, la memoria, el lenguaje, el pensamiento, la percepción, entre otros. Todo esto se ve involucrado en el proceso de aprendizaje del ser humano. 

En la actualidad, a causa del COVID-19, la educación ha cambiado drásticamente, llevando a los estudiantes a pasar más tiempo del adecuado junto a una pantalla. 

La neuropsicóloga, Leira Castellanos, compartió con los lectores de LA INFORMACION, lo que de acuerdo a sus conocimientos ocurre a nivel cerebral al momento de recibir estímulos digitales en exceso y qué podemos hacer para enfrentar las consecuencias.

“El cerebro está lleno de neuronas, entre las neuronas existe lo que le llamamos “conexiones neuronales”. Estas conexiones son las encargadas de que los procesos cognitivos se desarrollen de manera óptima o de que se deterioren”, expuso. 

La profesional de la conducta puso como ejemplo, que si se mantiene conexiones neuronales óptimas, nuestra capacidad de atención, memoria o pensamiento podría ser mayor. De lo contrario, podría ser menor.

Entonces, al exponer lo que tiene que ver todo esto con el tiempo que los estudiantes dedican a una pantalla, dijo que el exceso en pantalla puede provocar que las conexiones neuronales se detengan, ya que este, no necesariamente, es un estímulo saludable para el cerebro. “Pocas conexiones neuronales se relacionan con disminución en la cantidad de materia gris y blanca del cerebro y con alteraciones en algunos lóbulos”, dijo.

Castellanos expuso que esa es la razón por la que se ven afectados los procesos cognitivos, la inteligencia en general y puede ocurrir un desarrollo deficiente del cerebro, en especial del coeficiente intelectual.

La profesional certificada en Arteterapia y Ciencias del Bienestar, indicó que lo más recomendable es crear horarios específicos para los estudiantes y lograr que se disminuya el tiempo en pantalla. “Nada en exceso es bueno”.

Además sugirió, permitir que haya momentos en los cuales el cerebro no reciba ningún estímulo: que esté sin hacer nada, ya que esto puede ayudar a fomentar la imaginación y la creatividad. 

“Es importante que el cerebro reciba la estimulación cognitiva adecuada, centrada en el estudiante que la necesita. De esta forma, fortalecer el desarrollo adecuado de los procesos cognitivos”, resaltó. 

Castellanos afirmó que en estas circunstancias marcadas por la pandemia, “juntos podemos mantener una buena salud mental”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba