Comentarios Recientes

0
Servio Cepeda Baré

Interlíneas

Servio Cepeda Baré | serviocepeda@yahoo.com

Interlíneas edición 9 de febrero 2021


  • Servio Cepeda Baré | 09-02-2021

¡Buenos días amigos!... “El viento sopla fuerte los viejos robles en el bosque,como rocío dibujan en el horizonte colores de sus hojas, llenando de matices amarillos sus alrededores, la vida comienza en donde se marchita una flor y los frutos caen sin cesar como luchando por vivir; el viento cubre con dulces aromas el bosque, así el polen que brota en la caricia de una flor prepara la bienvenida a la vida, cobijando en la hojarasca las semillas de un nuevo existir.

La lluvia las refresca con agua de fe, la misma que las llenara de fuerzas por buscar la luz del sol, entonces los viejos robles ven germinar el fruto de sus colores de vida, amparándolos del sereno y las tormentas, que suelen arreciar en las noches, esa pequeña semilla se hace árbol a la sombra de sus padres, aquellos que siempre la protegieron para dar el cariño con el que podría brotar su afecto de vivir.

Así mismo los seres construimos amistad, aquella que germina del corazón, en la que alimentamos la sombra de nuestro roble, en la que los aromas del fresco campo, nos dejan elevar nuestros sueños al imaginar el crecer de nuestro amigo, todo lo que es esencia, crece en el corazón alimentado de la fe, porque solo los Grandes robles han crecido de pequeñas semillas y las grandes amistades siempre serán fruto del corazón del hombre, así el milagro de la amistad nos muestra que solo somos fruto cuando amamos nuestras raíces al germinar...

Solo somos viejos cuando podemos ser sombra para una semilla en el bosque del caminar, en el bosque de los robles de una Amistad”.

“Es fácil llamarse amigo pero serlo es una prueba que se tiene que superar cada día. Es mucho más sencillo llamar amigo a cualquier persona, pero descubrir si en verdad lo es, puede que sea una de las cosas más difíciles que nos toque vivir. Se dice que los mejores amigos son aquellos que comparten los momentos más bellos de tu vida, pero lo cierto es que no hay nada más alejado de la realidad.

Porque los mejores amigos están en los momentos más dolorosos, los más tristes y oscuros, los peores por los que uno puede pasar. Están ahí para compartir tu dolor y para no dejar que te hundas en él. Están ahí para sacarte del túnel, incluso cuando no quieres que lo hagan, porque has perdido toda esperanza en ti y en los demás. 

Pero ellos siempre creen en ti, hasta cuando tú has dejado de hacerlo. No les importa tu necedad, tus defectos o los errores que han cometido, aguantan el daño que con ellos les puedas hacer y te demuestran la suerte que tienes de que estén ahí.

Los verdaderos amigos nunca esperan recibir nada a cambio, más que tu propio bienestar. Generalmente, uno no puede decir que haya muchas personas con sentimientos así. Pero si cuentas con tan solo alguna, entonces definitivamente eres afortunado. Y definitivamente, ese alguien merece que correspondas su esfuerzo, aunque en realidad nunca lo espere.

Todo el tiempo le decimos a nuestro círculo de amistades que siempre estaremos juntos y que nada nos podrá separar. Lo decimos confiados y sin pensar mucho en el mañana, en realidad. Luego pasa el tiempo y se tienen que tomar decisiones. Hay promesas en donde decimos que mantendremos el contacto y que luego, poco a poco se van olvidando. Entonces uno mira a su alrededor y si tiene suerte, se da cuenta de que hay una persona o dos con las cuales jamás se cortarían los lazos.

No es sencillo cuidar de algo tan frágil como la amistad. Hay tantas cosas que se pueden interponer y tantos acontecimientos que pueden surgir. Puede que parezca algo injusto, pero así es la forma en la que trabaja la vida para poner a prueba lo que es importante de verdad. Y uno no es quién para cuestionarlo, porque de todos modos no se puede tener el control sobre cosas como esas.

Está claro que solo quienes merecen tener un amigo de verdad, son capaces de conservarlo. O de recuperarlo si han llegado a perderlo. Y nada de esto puede ser fácil pero, ¿qué cosa que realmente valga la pena lo es? La amistad es tan valiosa y muchas veces ni siquiera somos conscientes de ello.

Se sabe que cuando alguien te importa de verdad, no por lo que hace o lo que tiene, sino por quien eres, tú serás capaz de ver por su bienestar sin detenerte a pensar ni siquiera en ti mismo. Cuando tienes un amigo y sabes que la amistad entre ambos es algo sincero y verdadero, lo harás sin detenerte a pensar las cosas. 

Muchas personas no comprenderán el porque lo haces o como es que puedes lograrlo, sin siquiera pensarlo dos veces. Eso es lo bonito de saber que has encontrado a alguien con quien puedes contar. Que él también puede contar contigo, no importa lo que pase.

La prueba más especial entre dos o más personas que comparten un vínculo, es la de estar ahí para y por la gente que quieres. No importa que te vayas a meter en problemas o incluso si después no te lo agradecen, porque están pasando por un momento difícil. Tú te quedarás y sabrás tener paciencia con ellos.

Se necesita mucho valor para hacer algo así, porque lamentablemente no muchos están acostumbrados a darlo todo sin obtener algo a cambio. Incluso si solo esperan un simple gracias. Se necesita en verdad contar con buenos amigos para sentirse capaz de hacer algo así, aunque el corazón salga lastimado. Es una prueba dolorosa, pero también de las más hermosas que existen. La amistad es complicada pero también maravillosa”… Dios los bendiga en cada amanecer.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba