Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

A través del tiempo los libros han sido capaces de cambiar la vida de las personas y en consecuencia han influido en el destino del mundo


  • Ingrid González de Rodríguez | 21-02-2021

A través del tiempo, los libros han sido capaces de cambiar la vida de las personas y en consecuencia han influido en el destino del mundo. Su gran valor radica en que siempre han sabido aportar nuevas ideas, nuevos puntos de vista y nuevos paradigmas que consiguieron, y aún hoy, consiguen, transformar el mundo e impulsar el desarrollo material y espiritual de la humanidad.   

Lo importante es leer, y entusiasmar a otras personas. Nos referimos a la lectura concebida, ante todo, como placer, y como valor esencial de la condición humana, e imprescindible para la formación de cualquier persona, en cualquier ámbito profesional.    

Gracias al uso de las nuevas tecnologías asistimos a una nueva era del conocimiento, la ciencia, las comunicaciones, el arte y la cultura. La lectura se expande en el ciberespacio y el libro llega cada día a más y más lectores.     

Aunque, ciertamente muchos todavía no están listos para cambiar un libro en papel por una pantalla (y seguimos considerando los libros en papel como verdaderos tesoros, destacando su comodidad y funcionalidad pues son fácilmente transportables y no necesitan electricidad), el uso de la modalidad física o virtual, es lo propio de nuestra época.    

Lejos de toda crisis o de cualquier riesgo de desaparición, las voces que hablan de “la muerte del libro” señalando la preeminencia de la cultura audiovisual (se refieren a la supuesta incompatibilidad entre dos universos distintos: el de la pantalla, en constante cambio y movimiento, y el de la letra impresa, inherente a un código lineal donde la particularidad de la palabra es la permanencia).  

No obstante, hoy día, las palabras texto y página, nos remiten mentalmente, tanto al papel como a la pantalla.    

Nos Suscribimos a las ideas de Roger Chartier: “Que haya nuevos “soportes físicos” para el texto, no significa el fin del libro, ni la muerte del lector.  “El texto electrónico, en todas sus formas, ¿Podrá construir aquello que no lograron ni el alfabeto, a pesar de la bondad democrática que le atriuyó vico, ni la imprenta, pese a la universalidad que le reconocía Condorcet? Podrá construir el libro, partiendo de lo escrito, un espacio público en el que participen todos?”     

Concluyo, que sin importar su soporte físico, el libro no desparecerá nunca,  mientras los textos y los relatos existan en las sociedades humanas para transmitir el conocimiento, el arte y la cultura.    

El ciberespacio es democratización de la lectura, un hecho se aprecia cuando accedemos a los grandes proyectos mundiales de lectura de acceso gratuito: www. Gutenberg. org; la biblioteca Cervantes; o los libros que ofrece el proyecto de biblioteca virtual google en el que Miles y miles de obras clásicas y de distintos ámbitos del conocimiento están disponibles al público.      

En la larga historia de la humanidad, el libro que ya damos por hecho como parte de la vida cotidiana, siempre será un objeto cultural imprescindible de gran valor.   

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba