Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

Colocar un pesebre, tradición cristiana con ocho siglos de historia


  • Ingrid González de Rodríguez | 22-12-2020

La tradición cristiana de colocar un nacimiento en Navidad es muy antigua. Se cuenta que el creador del primer nacimiento fue San Francisco de Asís en 1223. Para hacer más real el nacimiento de Jesús entre los labradores de la comarca de Greccio donde vivía, y faltando 15 días para la Navidad, Francisco dió instrucciones para colocar un nacimiento. Todas las figuras eran reales, a excepción del niño Jesús que era de cera. Los habitantes del pueblo iluminaron el pesebre de Belén y San Francisco celebró una misa.   

Con el paso de los años se construyó allí una Iglesia, con el tiempo, los pesebres se fueron haciendo más elaborados y en diversos materiales. A partir de ahí, se instituyó la costumbre de colocar nacimientos en las casas, abriendo la puerta para mostrar la sala donde los nacimientos eran colocados. Sin lugar a dudas, San Francisco fue el creador del Belen (la figura del niño Jesús recién nacido en el establo, que con el tiempo la orden llevaría a todo el mundo cristiano).  La representación del nacimiento de Cristo es una tradición de la Iglesia que tiene más de ocho siglo de historia, y ha sido un tema esencial de la pintura occidental.   

Grandes pintores de todas las épocas han representado en sus lienzos la escena del Nacimiento de Jesús o Natividad, un tema artístico con una fuerte carga emocional, en el que se presenta a la virgen, San José y el niño Jesús recién nacido en un establo al que acuden los pastores. La imagen de la Virgen y el niño Jesús representa una larga y fecunda tradición tanto en pintura como en escultura, artistas de todas las épocas y estilos se han inspirado en esa fuente nutricia y de gran riqueza espiritual que es la Biblia, para realizar la hermosa escena del nacimiento de Jesús.   

Toda imagen narra una historia, al observar un cuadro son importantes los motivos que inspiran a los artistas que pueden ser muy variados y distintos. Una pintura se puede admirar por su composición, sus colores, sus efectos de perspectiva, o el dominio técnico del que hizo gala su autor, pero en aquellas obras donde aparecen personajes es esencial conocer las historias relacionadas con los mismos. Conocer el contexto histórico del tema es necesario al momento de contemplar la escena de la Natividad, que arranca desde el momento de la Anunciación.  

El Anuncio del nacimiento

 Dice el Evangelio según San Lucas: “Nació el hijo del Hombre” (Lucas 2, 1-7). “Al este de Belén, en la aldea de Beit Sahur, en un campo de pastores, un Ángel apareció ante ellos para anunciarles el nacimiento de Jesús: “No temaís, porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy en la ciudad de David, un gran Salvador, que es Cristo el señor”. (San Lucas 2:10- 11).  

"Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David para ser empadronado con María, su mujer desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dió a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón".  

El Ángel Gabriel, es quien anuncia La Encarnación de Jesucristo: "Al sexto mes fue enviado por Dios el Ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David, el nombre de la virgen era María". Y entrando el Ángel en donde ella estaba dijo: “Salve muy favorecida, el Señor es contigo bendita tú entre las mujeres”. “María no temas porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora concebirás en tu vientre y darás a la luz un hijo y llamarás su nombre Jesús". Una multitud de ángeles se reúnen al anuncio y junto con los pastores entonan una de las alabanzas más bellas y emotivas que perduran en la memoria de la humanidad: "Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombre de buena voluntad". (Lucas, 2-4).

 Para captar el auténtico sentido y trascendencia del Nacimiento de Jesús, vayamos a las fuentes, a las Sagradas Escrituras, y a la contemplación de las grandes obras, que a través del tiempo han contado la más bella historia del Nacimiento de Jesús.   

Con la intención apuntar algunos de los nombres de los autores de las principales  obras pictóricas del Arte Universal que reviven el tema del Nacimiento de Jesús, mencionamos los siguientes:   

1) Cimabué. Maestá (1270) del Museo del Louvre, París.  

2) Rafael. Madonna Sixtina (1513) de Gemalde Galería, Dresde.   

3) Leonardo Da Vinci. La Virgen de las Rocas (1503).   

4) Fra. Filipo Lipi. Madonna y el Niño (1445).   

5) Miguel Ángel. La Sagrada familia (1504) Galería Ufizzi.  

6) Giovanni Bellini. La virgen del Padro (1500).  

7) Bartolomé Esteban Murillo. Natividad (1650). Museo del Prado.  

8) Nacimiento de Cristo. Giotto Di Bondone (1300). Galería Ufizzi

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba