Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

Cultura, Ciencia e Historia


  • Ingrid González de Rodríguez | 05-11-2020

La Historia de la Cultura es una rama de la historia como ciencia, cuyo objeto de  estudio es el desarrollo cultural de las sociedades humanas. Su carácter interdisciplinar es necesario, en virtud de que la cultura es inherente a los seres humanos, en cuanto es el resultado de los conocimientos y creaciones que la humanidad ha ido acumulando a lo largo del tiempo y que diferencian a cada grupo social en relación a sus distintas etapas históricas y su ubicación geográfica.   

En este orden, la historia de la cultura es una disciplina importante, en la que se  unen la ciencia, la historia, y la cultura, tres ámbitos del conocimiento que nunca aparecen separados, por el contrario son conexos y responden a procesos causales que ameritan estudios sistemáticos para el conocimiento y comprensión de la realidad en la que interactúan los seres humanos.    

La historia de la cultura se define centralizando su sentido en el significado que ha tenido la cultura en las sociedades humanas, a través del tiempo. Esta disciplina nos ofrece un enriquecimiento de nuestra conciencia interior, mediante la recuperación de valores culturales del pasado, con el objetivo de buscar en el pasado la clave del presente y crear así las condiciones para poder prever el futuro. Los conceptos de ciencia, historia y cultura, vistos desde una perspectiva integral son la base, desde la que surge una reflexión que nos lleva a comprender la importancia y el alcance de la historia de la cultura y sus nociones clave: Los conceptos de ciencia, historia y cultura, como expresión creadora del hombre.   

“Es importante darse cuenta de que la ciencia, la historia y la cultura no están reñidos entre ellos. De hecho tienen en común, más de lo que pudiera pensarse a simple vista. Son distintas maneras de abordar una misma realidad, un mismo mundo. Los tres tratan de explicar el misterio de la existencia del mundo, así como de la existencia y convivencia de los seres humanos, a fin de alcanzar un conocimiento más profundo. Cada una de ellas recurre a métodos y esquemas diferentes para difundir sus conclusiones de manera que puedan ser contrastadas entre sí. Y es precisamente por esa diversidad, que en primera instancia resulta conveniente entenderlas desde su propia perspectiva, para después articular una concepción conjunta que las enriquezca de manera mutua”.   

Cada época histórica tiene un contexto particular que transmite la tradición, y la tradición significa el traspaso de los hábitos y las lecciones del pasado, al futuro en una progresión de tiempo y espacio que implica inteligencia, imaginación, ingenio e intuición.   

“El significado amplio de la cultura se expresa en las múltiples dimensiones que esta atraviesa como proceso de progreso consciente, racional y libre, de todos los individuos que exige a veces elegir en función de valores. El hombre es creador de cultura porque es sujeto consciente y libre que coopera con otros en elaborar un modelo de hombre, unos valores e incluso una concepción global del mundo”.  

Diversas culturas conviven en el planeta conformando el mosaico de razas y pueblos que somos. Cabe destacar la dimensión de unidad y diversidad de la cultura: “Es necesario reconocer que aún cuando los seres humanos pertenecemos a la misma especie y, en esencia, todos somos iguales, encontramos que esas creaciones han tenido características especiales según los distintos grupos, los distintos países y las distintas épocas históricas. Por ello, desde una perspectiva particular, cultura es, manifestaciones y costumbres de un pueblo, heredados y transmitidos de generación en generación. De ahí que todos de alguna manera la entendemos como parte de lo que somos, individual y socialmente. “Es importante tomar en cuenta estas dos dimensiones de unidad y diversidad de la cultura para evitar distorsionarla con simplificaciones de una visión de la cultura como homogénea, que es ciega a las diferencias y a los conflictos o la visión de la cultura como esencialmente fragmentada, que falla en tomar en cuenta los caminos por los que todos nosotros creamos nuestras mezclas individuales o grupales. En estas dos dimensiones se reconoce que desde las etapas más remotas de la prehistoria hasta la época actual, los seres humanos como unidad han contribuido y también han disfrutado de los beneficios de la cultura. En el ámbito de diversidad puede decirse que todos los pueblos han tenido una cultura, por primitiva que esta haya sido. Ciertamente han existido pueblos cuya contribución ha sido más trascendente que la de otros, pero todos han impactado, en mayor o menor medida, el proceso de transformación de las sociedades a lo largo de la historia”.    

La cultura es la mentalidad característica que adquiere un individuo que se identifica con una colectividad, es el patrimonio humano transmitido de generación en generación como producto de la interacción constante entre la conciencia individual y colectiva. La cultura refleja la identidad de cada pueblo o grupo, designando su manera típica de comportarse, pensar, juzgar, soñar, y amar.   

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba