Comentarios Recientes

0
Isabel Valerio Lora

Algo más que Psicología

Isabel Valerio Lora | isabelvalerio@lainformacion.com.do

Influencia de la tiroides en la depresión


  • Isabel Valerio Lora | 22-09-2020

“Nuestra mayor debilidad yace en rendirse. La forma más segura de tener éxito es intentarlo una vez más.” Thomas Edison.

La tiroides es una glándula que tiene forma de mariposa, se ubica en la parte inferior del cuello, fabrica hormonas (T3 y T4) que cumplen funciones importantes para el metabolismo como todos los órganos de los sistemas cardiovasculares, músculo-esquelético y sanguíneo funcionen con normalidad.

El normal funcionamiento de la glándula tiroidea es un pre-requesito para que el cerebro funcione adecuadamente. Existe una correlación entre el eje hipotálamo- hipófisis-tiroides, la depresión y los trastornos afectivos. En torno a ello, se han realizado múltiples estudios.  

Según un estudio sobre la prevalencia de la enfermedad tiroidea en los Estados Unidos, casi un 10% de la población presenta alguna alteración de tiroides aún no detectada. La incidencia era mas destacada en mujeres que en hombres y una parte significativa de ellas presentaba trastorno depresivo.

El Journal Thyroid Research, hace referencia que casi el 40% de personas con diagnostic de tiroides hipoactiva o hipotiroidismo corren riesgo de experimentar en algun momento depresión.

Los pacientes con hipotiroidismo presentan un riesgo potencial para los trastornos depresivos, con una probabilidad del 75% de padecer depresión mayor, siendo el sexo femenino cinco veces más afectado.  Talaei, Rafee N, Rafei y Chehrei (2017)

Estudios realizados en varios países valoran la función tiroidea en los consultantes ambulatorios de centros de atención psiquiátrica, encontrando una íntima vinculación con episodios de depresión y crisis de pánico, afectando principal, aunque no exclusiva a mujeres. Abdala (2017).

Chaudhary y colaboradores (2014), en  contraron que las hormonas tiroideas modulan la actividad neuronal, por lo que su déficit conlleva a la disminución de su función y como consecuencia a la alteración de los estados anímicos.

Durante más de 125 años se ha reconocido que la enfermedad tiroidea puede dar lugar a depresión, los cuales pueden corregirse mediante el restablecimiento de la función tiroidea normal.  Feldman y colaboradores (2013).

Si siente cansancio extremo, piel seca, mucho frio, dificultad de concentración, problemas de memoria, cambios de ánimo, con tendencia a la tristeza y ha ganada peso, pueden ser síntomas de una alteración de tiroides.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba