Comentarios Recientes

0
Ingrid González de Rodríguez

Reflejos

Ingrid González de Rodríguez | ingridderodriguez@hotmail.com

Los avances científicos de nuestro tiempo


  • Ingrid González de Rodríguez | 24-11-2020

Es innegable que las civilizaciones actuales no son una realidad aislada. Una inmensa red de comunicaciones interrelaciona  a las diferentes poblaciones del mundo: África, Asia, Europa, América y Oceanía, están conectados por las grandes redes de la comunicación satelital, cada día millones de mensajes cruzan la tierra en todas direcciones, creando una dinámica de estímulos e información que no tiene paralelo en la historia de la humanidad.  

El siglo XX fue escenario de una verdadera revolución científica y técnica. Entre 1890 y 1914, se puso en marcha una transformación en casi todos los campos del saber, se formularon nuevas teorías que cambiaron radicalmente los postulados que sustentaban la ciencia durante el siglo XIX. Los grandes avances científicos y técnicos trajeron como consecuencia la automatización de los procesos productivos, el desarrollo de los transportes y de las comunicaciones y la exploración del espacio, son las muestras evidentes de los grandes progresos que ha logrado la inteligencia humana.  

 Gracias a la revolución de los transportes y de las comunicaciones, la televisión vía satélite nos permite observar desde un punto cualquiera de la tierra, un hecho que está sucediendo en el otro extremo del planeta con la inmediatez del mismo momento de estar aconteciendo. La aviación comercial ha logrado acortar distancias enormes, en períodos de tiempo relativamente cortos se atraviesan océanos, ríos y montañas, en los viajes transcontinentales que anteriormente tomaban un largo tiempo. 

No podemos dejar de mencionar la gran hazaña del siglo XX, que fue  viajar por el espacio sideral. La era espacial se inauguró con el lanzamiento del primer satélite artificial (Sputnik) que lanzó la Unión Soviética en 1957. Poco tiempo después la exploración del espacio alcanzó cimas nunca vistas con la llegada del hombre a la luna en 1957. Así, la técnica espacial aporta un gran servicio a las comunicaciones terrestres, y ha ofrecido información fundamental sobre las características de la atmósfera, el comportamiento de las leyes de la na-turaleza, el conocimiento del universo, etc. 

Las maravillas que son los satélites, la televisión, la radio, los teléfonos celulares y los ordenadores, que ya nos parecen tan normales, han sido posibles gracias a esos grandes avances ciencia y la técnica del siglo XX, a los que nos hemos referido.  

Desde Pitágoras, Galileo, Newton, Pascal, Einstein y otros muchos pensadores notables,  podemos observar, que un trabajo incansable ha hecho posible un mundo como el que vivimos actualmente. Entre las maravillosas innovaciones de la comunicación, cabe mencionar  el telefacsímil de alta velocidad, el videoteléfono, los enlaces por microondas, el video teps,  las redes de área local,  los video disco, los teletexs, el cable telefónico-satélite, los teléfonos celulares,  las redes de microondas y la fibra óptica. No podemos olvidar las geniales invenciones que les anteceden: las señales de humo, la escritura, la imprenta, el telégrafo, el código Morse, el teléfono, la telegrafía con hilos, la telegrafía inalámbrica, y las redes de radio, entre otras. 

Satélites en órbitas de nuestro planeta

El lanzamiento de los primeros satélites para las comunicaciones es un hito que marca la historia de la modernidad. “Corría el año de 1945 cuándo el ingeniero británico Arthur C. Clarke, propuso instalar satélites en el espacio para las comunicaciones intercontinentales. Esto parecía irrealizable hasta  el momento en que la Unión soviética sorprendió al mundo poniendo en la órbita terrestre el primer satélite artificial al espacio, el   “Sputnik 1”. Posteriormente el físico norteamericano John Pierce impresionado por el coste de un cable submarino a través del Atlántico, llegó a la conclusión de que la atmósfera como medio de comunicación era más barata que los espacios submarinos y, a principios de los de 1960 comenzaron los ensayos con un gigantesco globo de aluminio, el “echo” que actuaba como repetidor de las señales de radio transmitidas desde la tierra. Al acceder a la presidencia de los Estados Unidos Kennedy habló de construir un sistema de comunicación mundial vía satélite cuando fuese técnicamente posible. En 1962 se construía el primero de estos satélites, el “telstar” (en inglés estrella que habla), y en junio de 1965 un satélite internacional de grandes posibi-lidades, denominado “Pájaro del Alba” o “Intelsalt I”. Intelsat (Organización internacional de satélites de telecomunicación) es una sociedad de 95 naciones que se propone utilizar pacíficamente el espacio para las comunicaciones. En una primera fase se lanzaron al espacio satélites aislados, posteriormente se organizaron redes de ocho o diez satélites, que proporcionan a todos los continentes miles de circuitos telefónicos y servicios permanentes de noticias de radio y televisión.

 ¿Qué son los satélites aparcados en órbitas alrededor de nuestro planeta? Sencillamente estaciones repetidoras de radio, que reciben señales muy débiles desde la tierra, las amplifican, las cambian de frecuencia y las retransmiten a la tierra. Por su altura “ven” la mitad de nuestro planeta y ofrecen grandes ventajas para superar las distancias, su papel sería similar al de los vigías que en una cumbre podían retransmitir las señales hechas desde un valle a otro valle distante. Se alimentan a base de células solares y están dotados de receptores, amplificadores, transmisores, y antenas.

Fue un 4 de octubre de 1957 cuando se lanzó el primer satélite para la comunicación, y en rápida sucesión  el segundo, el “Explorer” fue lanzado un 31 de enero de 1958. En 1962 se hizo público el objetivo de establecer el sistema mundial de comunicaciones por satélite, y en ese mismo año se lanzó el “Telstar”. A partir de ahí el avance no se ha detenido un instante, la familia en serie de los “Intelsalt” revolucionó profundamente con su tecnología el universo de las comunicaciones humanas. 

ingridderodriguez@hotmail.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba