Comentarios Recientes

0

Poesías de Torres Corsino transmiten belleza espiritual


  • Ignacio Guerrero | 19-07-2019

“La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.”
(Hermann Hesse)


Reencuentro poético
Después de unas cortas vacaciones, aquí estamos de nuevo con nuestro encuentro poético sabatino, espacio que inspira a cultivar la belleza del lenguaje con versos     que desnudan el alma.
   
Hoy comparto con ustedes poemas del licenciado Guillermo A. Torres Corsino, quien nos remitió poesías de su autoría, las cuales reflejan sus sentimientos que se plasman en el poemario “Poemas de amor y ciencia”.
   
Me agrada reencontrarme con ustedes, entrañables amigos y amigas, porque los amo de todo corazón. Solo anhelo que logren todos los objetivos que se proponen para que  sean felices. (Ignacio Guerrero)

“CATEDRAL DE NOTRE DAME”
 (Guillermo Torres Corsino)


! La noche acecha! /
La Historia llora/
Su falta de tiempo/
Y unas manecillas tristes/
Del impecable reloj/
Detienen su habitual curso. /

¡El curso rítmico/
De todos los tiempos! /

El tic tac espacial cesó/
Mientras el mundo frío/
Vio con desesperanza y tristeza/
Como Notre Dame ardía. /

Desde el fondo oscuro/
De la Catedral Madre/
Emergió un rayo de fuegos/
Y el Cimborrio ubicado/
Sobre la Torre del Ángel/
Y el Crucero/
¡Cayó como ángel muerto!/

Un sobreviviente monje/
Nombrado Dionisio López Cabral/
Emergió disfrazado/
¡De humos centenarios!/

Y sólo atinó a exclamar/
"¡Arde París!"/
"¿Quién será el genocida?".

(Guillermo Torres Corsino)

¡ A Eleonora Torres,
Mi sobrinita!


Una ciguita contenta/
Se refugió en su nido hecho/
Palito a palitos construyó su lecho/
Y en su alcoba tierna y fría/
Colmó a sus proles niños/
De cálidos y suaves besos. /

Se ausentaba a veces/
Para succionar el dulce néctar/
De los pólenes maduros/
De los amarillos lotos. /

Al volver risueña con su pico lleno/
Daba a cada hijo hambriento/
Un bocado sano/
En su boca abierta. /

La alegría sonora/
En su nido maternal/
Creaba una sinfonía de Mozart/
Y uno de sus pajaritos bellos/
Cantó "guitarra suena más bajo"/
Y el otro replicó melodioso/
"En un prado verde en primavera". /

Rosa del tiempo breve/
Y la distancia cerca/
En un nido hermoso. /

La quietud amorosa/
Las estrellas prendidas/
En un cielo eterno/
¡Qué estás mirando tú!/

NOCHE DE RONDA
( Guillermo Torres Corsino)


Dedicado al Maestro Álvaro Gómez,
por su Joya de Dibujo “Noche de Ronda”.

Maestría consumada;
lo excelso hecho placer estético;
lo bello interior explosionado,
hermosamente placentero.

Lo romántico clásico y actual,
creando amor de sueños,
perfumados en blanco y negro.

Dejando entrever un corazón rojo,
por donde fluye sangre azul,
de dioses encantados.

Movidos por la varita mágica
de bien pensar en arte puro,
nombrado ¡GÓMEZ!

Me siento alagado poeta,
en su belleza nocturnal,
y bajo esas nubes graciosas.

Dama durmiente con galanos
pechos redondeados y desnudos,
y sueños ingenuos,
 como los de su amado ido,
en esos mismos misterios.

Tal vez, lo que yo aporto,
con esas miradas asombradas mías,
adentrándose a ese mundo risueño,
que usted ha creado.

Lo es, porque lo anhelo y lo quiero,
por celos vanos quizás,
es ser el novio joven parecido a mí,
o yo a él, por querer estar
en ese tiempo imperecedero.

Captado puramente por sus dones,
prestados por Dios,
quien es el que por usted decides,
y por mí pretendes,
ser el bendito novio.

Extasiado de querer, y amar tanto,
a ese ángel angelical,
que hizo dormir, que se sienten,
pero no se ven; y se ven,
y se sienten,
en esos pechos placenteros.

¡Hechos en las dos colinas del pajal,
perdón, del rosal!

OJOS DE CIELOS
(Guillermo Torres Corsino)


Dedicado a la Dra. Paola Paulino.

¿Cuántos ojos angelicales   
celestes posees tu sacro
corazón?

Como constelaciones de
galaxias siderales que lo
guarda todo,
y millones de estrellas
fugases que las habitan,
para posarse en él y llegar a mi.

¿Qué misterio divino atesora
esa criatura astral?

Que irradia la partícula de
Higss, para explosionar los
mundos,
y crearlos nueva vez.

¿Qué incógnita cósmica
alberga en su interior
galáctico,
tu corazón de átomos
ionizados,
para atrapar en haces de luces
el mío como un fotón?

¡Qué compromiso real tiene
para auspiciar mí causa!

¿Quién te dio como mí
enfermera Candy,
o la Hipocrática Doctora para
salvarme?

¡Por qué sólo soy un juguete
de Dios!

¡Y pelo los ojos del cielo,
PAOLA, para agradarte,
en fracciones de años luz!

¡Cómo una humilde muestra
 de amor!

Creado a las 9:00 A. M., en
Cama No. 1,
Sala de Recuperación Cirugía

PIEDAD
( Guillermo Torres Corsino)


A Piedad Castro, ¡dónde quiera que estés!

Tan rígida así,
me destroza,
a las secas.

Cortante la conversación
petrifica mis sentidos,
agrieta mis nervios,
pulveriza mi ser.

¿Eres o no eres
de carne y huesos?
¡Juventud eterna,
Venus de mis desventuras!

De energía atómica
estás hecho tu cerebro,
actúa cual computadora
híbrida anticipando
los tiempos.
¡Y no sabes que te quiero!

¡Loca!, es cierto,
como las olas
sin la Luna,
no los fueran.
¡Y no sabes que te quiero!

Creo, niña
que eres más humana
que las aves
y más tierna
que las flores,
pero vives tan sola,
¡Y no sabes que te quiero!

“Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.”
(Confucio)







Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba