Comentarios Recientes

0
Isabel Valerio Lora

Algo más que Psicología

Isabel Valerio Lora | isabelvalerio@lainformacion.com.do

Repercusiones del castigo físico en los niños


  • Isabel Valerio Lora | 08-12-2020

“No puedo pensar en ninguna necesidad de la infancia tan fuerte como la necesidad de protección de un padre.”Sigmund Freud.

Según Unicef (2018) en América Latina, los  niños y niñas experimentan algún tipo de disciplina violenta. Y uno de cada dos niños y niñas sufre castigo físico.

El castigo físico es el uso de la fuerza física con la intención de causar al niño una experiencia de dolor, no lesionarlo, y cuyo propósito es corregir o controlar la conducta del niño. Straus citado por Aronson (2002).

En muchos hogares, el cuidador primario utiliza el castigo físico como medio frecuente para extinguir ciertas conductas problemáticas del niño, sin tomar en consideración los efectos a corto y largo plazo, que esa medida pueden tener.

Entre las repercusiones del castigo físico en los niños tenemos:

Suprime temporalmente la conducta inadecuada del niño, pero no le enseña conductas nuevas.

Daña su autoestima, produce una sensación de minusvalía y de desvalorización hacia sí. Se considera no merecedor(a) de nada bueno.

Impide vínculos sanos con quien le castigó. El niño puede huir y hasta mentir por temor a ser castigado. Rechaza, teme y hasta llega a odiar a quien le castiga.

Limita la resolución de problemas, paralizando su iniciativa y autonomía.

Enseña a actuar por impulsos, sin medir consecuencias y a ver la violencia como el único método para resolver sus problemas.

Hace que el niño tenga una percepción negativa de la vida y del mundo que lo rodea. Sintiéndose constantemente amenazado.

Limita la expresión de afecto en el niño, haciendo que reprima sus sentimientos.

Puede causar traumas emocionales, cuya repercusión puede ser de por vida.

Dificulta las relaciones interpersonales con niños de su edad.

Causa trastornos en el aprendizaje pues al niño castigado se le dispersa su atención, se distrae mucho, tiende a presentar dificultad para adquirir nuevos conocimientos y retenerlos.

Produce síntomas depresivos y ansiosos. El niño que es castigado físicamente, puede cuestionarse para qué y por qué está vivo, si solamente recibe malos tratos.

Puede fomentar conductas desadaptadas. Al no recibir recompensa cuando se porta bien.

Puede provocar que cuando el niño crezca y tenga hijos, haga lo mismo.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba