Comentarios Recientes

0
Isabel Valerio Lora

Algo más que Psicología

Isabel Valerio Lora | isabelvalerio@lainformacion.com.do

Sugerencias para quienes están comiendo de más


  • Isabel Valerio Lora | 18-05-2020

“No somos responsables de nuestras emociones, pero sí de lo que hacemos con ellas.” Jorge Bucay.

El Covid-19, nos ha cambiado la vida a todos. El confinamiento voluntario, las noticias negativas que nos invaden, el temor al contagio, a la muerte y la misma incertidumbre que estamos viviendo, hacen que nuestras emociones se desequilibren y se intensifique la ansiedad y el miedo, provocándonos desasosiego y malestar.

Una estrategia primitiva que utiliza nuestro cerebro para disminuir ese desasosiego, es a través de la comida, que ofrece un alivio temporal, mientras el estómago está lleno y una vez vacío, vuelve la sensación de malestar.

Sabiendo que la comida es un mecanismo de defensa, muchas veces utilizados para paliar abusos y carencias afectivas; si notamos que estamos comiendo aún sin tener hambre, que la ingesta es impulsiva, que lo que nos apetece son alimentos específicos y poco saludables y que luego sentimos culpa, es conveniente aplicar las siguientes sugerencias:

Junto a los integrantes de la familia, diseñen un plan de alimentación semanal, basado en los gustos, las necesidades de cada uno y el presupuesto que tengan. Ese plan debe incluir todas las comidas y meriendas.

Cuando vayan de compra, adquieran únicamente lo que van a necesitar.

Coman en la mesa, nunca en la cama, utilizando los móviles o sentados frente al televisor.

Evita tener en casa dulces y chocolates, pueden ser una tentación.

Hidrátate de forma adecuada, eso ayuda a controlar el hambre. El mejor hidratante para nuestro cuerpo es el agua.

Evita las bebidas carbonatadas y los refrescos. En su lugar, toma jugos naturales.

No saltees comidas. Durante la cuarentena no es momento para iniciar regímenes dietéticos extremos.

Duerme de 7 a 8 horas diarias, es fundamental para reducir el estrés y recuperar energías.

Mantén el cuerpo activo. El ejercicio físico ayuda a regular nuestras emociones, nos hace sentir mejor y segrega la hormona de la felicidad. La mejor forma de ejercitarse, es incluyendo los miembros de la familia. Pueden hacer ejercicios a través de las redes sociales, una rutina de bailes, ejercicios utilizando cuerdas o sillas, etcétera

Realiza ejercicios de respiración y relajación.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba