Comentarios Recientes

0
Isabel Valerio Lora

Algo más que Psicología

Isabel Valerio Lora | isabelvalerio@lainformacion.com.do

Técnicas psicológicas para limpiar tu vida


  • Isabel Valerio Lora | 02-01-2020

“Tu gran oportunidad puede ser justo donde te encuentras ahora. " Napoleón Hill.

Si nos detenemos a analizar el año, descubrimos la cantidad de emociones que experimentamos con cada situación vivida, las cosas que vamos acumulando, los encuentros que vamos postergando, los temas que deben ser aclarados, el perdón que está pendiente, los hábitos que no asumimos y un sinnúmero de situaciones que necesitan nuestra atención. Es por ello importante, utilizar estos días para realizar una limpieza profunda en nuestras vidas, que nos permita estar y sentirnos mejor, crecer como seres humanos, convertirnos en mejores personas e iniciar el año pulcros.

Para la psicóloga Isabela Pérez Luna, la limpieza y el orden que aplicamos a nuestra vida, funcionan como una catarsis a nuestros problemas y como un medio para deshacernos de cosas, emociones o pensamientos que ya no son útiles.

Técnicas psicológicas para limpiar tu vida:

Tu espacio vital debe estar limpio, organizado, ventilado y sólo con las cosas que usa. Almacenar cosas que no usas solo crea malestar.

Limpia tus emociones, eso implica, oxigenar tus sentimientos, dejar ir lo causa malestar, lo que limita, lo que duele o simplemente, no sirve.

Practica el desapego. Mientras más aferrados estamos a algo o alguien, más dependiente nos hacemos.

Asume única y exclusivamente el control de tu vida. Nunca intentes o pretendas que el otro cambie, lo único que podemos cambiar es nuestra apreciación del otro.

El rencor es de humanos, pero por amor a la vida, al mundo y a ti es más sano perdonar.

No postergar decisiones importantes ni prometas lo que sabes no puedes cumplir.

Toma control de tu vida y de ti. No responsabilices a otros de lo que te sucede. Eres el único responsable de la forma como interpretas lo que pasa contigo.

Rodéate de personas que te sumen, no que te resten.

Asume el hábito de no quejarte, de contar tus bendiciones. Reconoce que es más lo que tienes, que lo que te falta.

Aprende a cerrar ciclos, a poner fin cuando así se requiere.

Acepta todo lo que llega a ti y vívelo como un aprendizaje.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba