Comentarios Recientes

0
Fanny Goris

Entrena tu Ser, Comienza tu Hacer

Fanny Goris | figconsulting@hotmail.com

¿Tienes problemas para retener el talento de tu organización? Cuida el “viaje” de tu colaborador


  • Fuente Externa | 19-03-2021

¡Estamos estrenando nueva columna y nos sentimos felices de presentarles esta nueva propuesta! Que está orientada específicamente a todo aquel que gestiona personas, es decir, a directivos, líderes y colegas, gestores del talento y la cultura, que laboran dentro de las empresas. 

Nos sentimos súper agradecidos de este Periódico LA INFORMACIÓN, que nos ha permitido compartir cada viernes con nuestros lectores, por varios años, un camino de crecimiento personal a través de nuestra Columna “Entrena tu SER, comienza tu HACER” y que ahora nos permitirá alternarla con esta nueva columna “TRABAJANDO CON PERSONAS”. Es decir, que cada 15 días, podrán leer temas específicos de una u otra. 

Hoy nos estrenamos con un tema que es tendencia en el mundo de los Recursos Humanos y es el “employee experience” y, en este caso, usado como estrategia de retención del talento en las organizaciones.

Cada día queda más claro la relación directa que existe entre: desarrollo laboral, retención de talento, lealtad hacia la empresa y productividad. Esto se debe a que el mundo laboral ha cambiado radicalmente desde hace unos años, sobretodo con las dos nuevas generaciones que se han incorporado: La generación “Y” o “Millennials” y la generación “Z” o “Centennials”, quienes representan, para gran parte de las empresas, la mayor parte de su fuerza laboral. Lo que de traduce en nuevos retos para los que gestionamos el talento y la cultura organizacional.

En su estudio “Tendencias globales 2016 en Capital Humano” Deloitte apuntaba que la misión del director de RR.HH. estaba dejando de ser la de un “director del talento”. Hoy en día, el máximo responsable de un Departamento de Recursos Humanos debe ser, ante todo, un “director de la experiencia de la gente”. En conclusión, es tiempo de poner un mayor enfoque en la experiencia del colaborador.

El employee experience o experiencia del empleado, es la suma de todo lo que siente y vive un colaborador a lo largo de su estancia dentro de la compañía. Desde que se genera el primer contacto en el proceso de reclutamiento hasta la última interacción con la empresa.

De acuerdo con Jacob Morgan, autor de “The Employee Experience Advantage” la experiencia del colaborador "es el rediseño a largo plazo de la organización, que pone a los colaboradores en el centro". Este término no debe confundirse con la satisfacción del empleado, la cual se centra en beneficios a corto plazo, con los cuales se obtiene bienestar, pero no generan un compromiso profundo. 

El employee experience es importante porque un empleado no deja de ser un ser humano en las horas de trabajo. Todo aquello que viven y observan les afecta. Aprenden de ello, generan una opinión y puede influenciarles de mayor o menor manera. Y, si como gestores del talento, no entendemos y tenemos en cuenta estas pequeñas señales, podemos acabar perdiendo a nuestros mejores colaboradores. Muchas veces “resisten”, ya que la necesidad económica aprieta, pero sin un seguimiento adecuado notaremos como su productividad y motivación pueden ir en descenso.

Para conseguir una buena experiencia del colaborador no es necesario gastar más, si no invertir más tiempo en escuchar emociones y visualizar actitudes. Y en esta parte, hemos recibido tremendos aportes del marketing, para elaborar estrategias de gestión del talento mucho más eficaces. Al igual que en las estrategias de marketing, donde se definen “buyer personas” según las características de clientes (externos)—y conforme a ello se entregan productos y experiencias personalizadas—, Recursos Humanos debe definir un “employee persona” de sus clientes internos, es decir, de los diferentes tipos de colaboradores con los que cuenta la empresa. De esta manera, se pueden crear planes de “employee experience” personalizados, tomando en cuenta cuatro (4) aspectos vitales: 

Aspecto motivacional: en el cual el colaborador sienta que lo que hace está alineado con su objetivo vital. Pregúntate ¿Qué hace que cada persona de tu equipo se levante de la cama a las seis de la mañana para venir a trabajar? ¿Llega con una sonrisa de oreja a oreja al cruzar la puerta de la empresa? ¿Vibra de energía, transmitiéndola a clientes y compañeros?

Aspecto social: que las relaciones con otras personas, sea dentro o fuera de la empresa, sean sanas y le permitan sentirse aceptado. ¿Cómo se relaciona el colaborador con sus compañeros? ¿Siente que pertenece a un equipo como algo más que un número en la organización? ¿Se genera teambuilding fuera de las horas de trabajo con otros empleados?

Aspecto financiero: que llegue a final de mes sin preocuparse por el dinero ni el bienestar económico de sus seres queridos. ¿El colaborador siente que el sueldo que recibe es proporcional a su esfuerzo? ¿Sabe gestionar bien los ingresos para no pasarlo mal los últimos días del mes? ¿Cuenta con un pequeño ahorro en caso de imprevistos?

Aspecto salud: ya que tanto el físico como la mente deben cuidarse si queremos que las personas den lo mejor de sí mismas. ¿El colaborador suele estar frecuentemente de baja laboral? ¿Su estado físico está mermando sus capacidades productivas? ¿Está el puesto de trabajo adaptado a sus condiciones especiales?

Como vemos la “experiencia del colaborador” abarca todo su ciclo de vida dentro de la empresa y, es por esto por lo que, el secreto para que esta estrategia sea efectiva es:  pensar con ellos y no por ellos y que cada subsistema del departamento de RR.HH. este alineado en base a esta.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba